Forzados a cerrar sus negocios en Naguabo