Homenaje póstumo a militares fallecidos en accidente aéreo

Guardia Nacional ofreció un servicio de recordación.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Homenaje póstumo a militares fallecidos en accidente aéreo

    Los restos llegarán a Puerto Rico la próxima semana.

    (Publicado viernes 11 de mayo de 2018)

    La Guardia Nacional de Puerto Rico realizó este viernes un servicio de recordación por los nueve miembros que fallecieron cuando el avión en que viajaban a Arizona se accidentó en Savannah, Georgia el pasado 2 de mayo.

    Se le brindó un homenaje póstumo a: Mayor José Román Rosado; Mayor Carlos Pérez Serra; Primer Teniente David Albandoz; Sargento Maestre Senior Victor Colón; Sargento Maestre Senior Jan Parivisini; Sargento Maestre Jean Audriffred; Sargent Maestre Mario Brana; Sargento Maestre Eric Circuns; y el Sargent Roberto Espada; y contó con la presencia de familiares de los caídos.

    “A nombre del gobernador de Puerto Rico Ricardo Rosselló, vinimos a honrar a estos nueve hombres, porque nos han enseñado una lección de sacrificio y patriotismo. Los nueve hombres cuyas vidas recordamos hoy, son héroes, precisamente, porque encontraron en sus familias una fuente de apoyo de valores. Ellos fueron un ejemplo vivo de patriotismo y sacrificio, algo que se aprende y se trabaja en el día a día, en la calle y en el hogar”, expresó el gobernador interino, Luir Gerardo Rivera Marín.

    A la ceremonia también asistieron la secretaria de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos, Heather A. Wilson y el jefe del Negociado de la Guardia Nacional, General Joseph L. Lengyel.

    El Gobernador Interino recordó que hace tan sólo 8 meses, el avión C-130 que se accidentó en Savannah, estuvo involucrado de manera crucial en la Operación Puerto Rico Safe Haven, repatriando a ciudadanos americanos de las Islas Vírgenes estadounidenses que fueron azotadas y devastadas por el huracán Irma. Agregó que, “esto es sólo un pequeño ejemplo de cómo estos nueve hombres fueron valientes oficiales de la Guardia Nacional, dispuestos a hacer el máximo sacrificio por su Nación”.

    “Estoy consciente de que la pena que cargan es pesada, y que mis palabras son poco consuelo, pero sepan que la rectitud moral y el sacrificio con el cual estos nueve hombres sirvieron, traza el camino a seguir para todos nosotros en la construcción de un mejor Puerto Rico, y una mejor Nación Americana. Sin embargo, encontramos consuelo al saber que lo que define a los Estados Unidos de América, lo que lo convierte en su núcleo, es el coraje de hombres y mujeres, capaces de enfrentarse al sacrificio con heroísmo. Estamos tristes, pero también estamos agradecidos y orgullosos por su servicio, y su convicción”.