Jugadores de Grandes Ligas reparten pavos en Cayey