Actualizarán protocolos para atender violencia en escuelas

Alega que los cambios socio-económicos que experimenta el País se reflejan en los planteles

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Alcalde de Cataño tomará medidas para evitar cierre del CDT
    Archivo

    La secretaria del Departamento de Educación, Julia Keleher, dijo el jueves que trabajan para actualizar los protocolos del ambiente escolar, para atender los incidentes violentos.

    "Hay varios factores: la guardia de seguridad, las cámaras de seguridad, cambiar el Código de Disciplina, programas que se implementen por toda la isla y dar seguimiento e informar", dijo Keleher a preguntas de la prensa.

    “Sabemos que los cambios socio-económicos que experimenta el país se van a ver reflejados en los planteles. Por eso, tenemos que estar preparados", añadió.

    La secretaria de Educación entiende que los protocolos redactados prácticamente fomentan que no haya consecuencias para un estudiante que demuestre una conducta violenta contra un maestro. Sobre todo, en los casos donde hay estudiantes clasificados en Educación Especial. Estos protocolos están diseñados para las escuelas en Estados Unidos. En Puerto Rico aplican por el recibo de los fondos federales.

    “Deberíamos actualizar nuestros procesos, en la manera en que resultan imposibles para ejecutar de manera rápida. Tener un proceso por tenerlo en un papel, cuando no tiene ningún beneficio día a día, eso no vale. Ese sistema de disciplina usualmente en los Estados Unidos se ve de una manera distinta. Lo que pasa aquí, cuando tienes los estudiantes en el patio y no pasa nada, esa no es la norma en las demás escuelas en los Estados Unidos. Hay varias cosas que podemos implementar para establecer los controles. No ha sido la cultura, pero entiendo que hemos llegado a un punto donde formalizarlo sería de beneficio", sostuvo.

    De otra parte, hay que revisar la preparación o la capacidad de los maestros para atender situaciones difíciles. Sobre todo, si el estudiante involucrado es de Educación Especial.

    “Hay algunos maestros que están preparados para responder al diagnóstico que tiene el niño . Tú no puedes poner a cada persona. Hay que adiestrar y requiere tiempo, porque no podemos implementar un programa que no existía de un día para otro", mencionó.

    En cuanto al uso de dispositivos inteligentes en las escuelas, la secretaria favorece que los estudiantes los utilicen, pero debe existir regulación.

    "Tú no puedes abrir el celular sin que haya un filtro, que el niño está accediendo a cualquier cosa. Tenemos que asegurarnos de tener WiFi en las escuelas, para que los padres no tengan que pagar por la data mientras están en la escuela. Yo entiendo que el mundo opera a través de esos dispositivos y nosotros tenemos que abrirnos a eso. Es retante porque sé que no hay forma de implantarlo sin tener problemas. Pero yo me atrevo a hacerlo, porque si no fuera por el video, no me hubiese enterado de que hubo una situación", sentenció.

    Según Keleher, es importante además que los directores de escuelas informen sobre situaciones de violencia en los planteles, porque los datos que ella recibe no concuerdan con lo que en algunos casos se revela a través de las redes sociales.

    ”Cuando yo bajo las estadísticas de los sistemas. Resulta que no hay problemas de disciplina. Si vas por los datos, versus los incidentes que salen, pues hay algo. No coincide lo que uno observa con los datos que tengo en el sistema. Necesito que los directores entren los datos. Yo necesito identificar patrones por edad, tipo de incidente para ‘customizar’ la intervención. Pero sin los datos estoy ciega", expresó.

    La funcionaria entiende que fueron justos en las sanciones contra el maestro en el incidente ocurrido la semana pasada en la escuela Juan B. Huyke de Puerto Nuevo, San Juan. En un video, que supuestamente fue grabado por algún estudiante, se presenta un incidente en el cual el maestro y el estudiante protagonizaron un incidente de violencia física y verbal

    “Para proteger el ambiente y lo que es el bien común, dado lo que pasó y otra información sobre este maestro en particular, había que ser altamente cautelosos para proteger el ambiente escolar. Nadie quiere perjudicarlo, pero a la misma vez lo protegemos, porque lo sacamos de un ambiente donde ya había llegado a un nivel de bastante conflicto y evitar que llegue a un incidente mayor", manifestó.

    El maestro (que se encuentra bajo la categoría de transitorio) fue separado de sus funciones mientras se investigan unas querellas administrativas por unos supuestos incidentes previos en una escuela de Canóvanas para la cual trabajó previo a su designación al plantel de Puerto Nuevo en San Juan.

    En cuanto al estudiante, que está bajo la corriente de Educación Especial, se activó el comité compuesto por el director de la escuela, un maestro de Educación Especial, un maestro del menor, los padres, el estudiante, para evaluar la conducta del estudiante y tomar decisiones conforme al reglamento.