La operación de Jednnielys fue un éxito