Manos puertorriqueñas construyen postes para energizar el país