Preocupación por nuevo protocolo de rescate en la isla