Rodríguez Ruiz cuestiona fuerza moral de quienes exigen su renuncia