Solicitan la destitución del Ayudante General de la Guardia Nacional

Detallan supuesto esquema de corrupción en la PRSG.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Denuncian presunto esquema de corrupción en la Guardia Nacional

    Alegan uso ilegal de prpiedad, fraude de nómina, entre otros.

    (Publicado martes 12 de junio de 2018)

    El portavoz del Partido Popular Democrático (PPD) en la Cámara de Representantes, Rafael “Tatito” Hernández, solicitó este martes al Gobernador Ricardo Rosselló la destitución inmediata del Ayudante General de la Guardia Nacional, el General Isabelo Rivera.

    El pedido del legislador surge por la supuesta inacción y mal manejo de varias alegaciones sobre esquemas de corrupción en la Puerto Rico State Guard (PRSG).

    Además, pidió la expulsión del Brigadier General Edwin Rivera Malavé, El Coronel Jesús “Nesty” Delgado, el Coronel Jorge Santini y el Mayor Héctor Vázquez.

     “Tras trascender públicamente en los medios el mal manejo que el General Isabelo Rivera había realizado en torno a las alegaciones de uso ilegal de propiedad pública, exigí el resultado de las investigaciones y las acciones tomadas por este funcionario sobre denuncias que laceran la imagen de la milicia puertorriqueña. Sin embargo, no hubo respuesta alguna. Tras las expresiones que hice en aquel momento, comencé a recibir un sinnúmero de llamadas, declaraciones juradas, copias de nóminas, y la disponibilidad de varios testigos dispuestos a declarar sobre las irregularidades solapadas por la alta gerencia de la Guardia Nacional”, expresó el representante en declaraciones escritas.

    Hernández mencionó que “detrás de la denuncia por el uso ilegal de propiedad pública, se escondían varios esquemas de corrupción mayores como los ascensos sin méritos, nepotismo, fabricación de casos, la obstrucción de investigaciones, el encubrimiento de ilegalidades, y fraude en nóminas, entre otros que deben ser revelados al país, y que colocan en total descrédito a la Guardia Nacional y a este Gobierno”.

    Algunos de los supuestos esquemas denunciados por el representante Hernández son: 

    1. Primer esquema: Control del Coronel Jesús “Nesty" Delgado en la Puerto Rico State Guard (PRSG), Ascensos y nepotismo

    - Dado al ausentismo del máximo oficial de la Puerto Rico State Guard (PRSG), el General Edwin Rivera Malavé, toda decisión administrativa fue delegada sin reservas al Coronel Nesty Delgado.

    - El Coronel Delgado ha ascendido vertiginosamente, pese a que no ha cumplido con el tiempo reglamentario para obtener su rango, ha recurrido a completar cursos por correspondencia, y no ha servido en el ejército activo.

    - El Coronel Delgado ha utilizado su cargo para ascender a sus más allegados, comenzado por su esposa. Aunque esta no tiene una carrera militar, fue ascendida y activada por el propio Coronel Delgado, pasando por alto a personas con mayor preparación, y colocándola bajo su supervisión directa en un claro acto de nepotismo.

    - Con la contratación de la esposa de Delgado, este matrimonio llegó a recibir ingresos de $128,000 por los ocho meses de activación.

    - El Coronel Delgado ha elevado el rango de sus allegados y colaboradores, como el Mayor Héctor Vázquez, mientras ha puesto obstáculos a otros que sí cuentan con las credenciales.

    - El Coronel Nesty Delgado también logró que lo nombraran como G3 y Comandante del Grupo Aéreo, dos puestos de mando que van en contra de las regulaciones militares que evitan la concentración de poder en una sola persona.

    2. Segundo esquema: supuesto uso ilegal de propiedad, fabricación de casos, obstrucción de investigaciones y encubrimiento de acciones ilegales

    - Durante la emergencia del huracán María, el Mayor Héctor Vázquez, de la Unidad Aérea de PRSG desvió ilegalmente un generador eléctrico, propiedad de Puerto Rico State Guard (PRSG), para uso en una propiedad privada en Trujillo Alto. Éste ordenó el suministro diario, durante dos meses (del 4 de octubre al 4 de diciembre de 2017), de gasolina y alimentos a esta propiedad utilizando efectivos de la entidad.

    - El Mayor Vázquez inculpó al Capitán Amado Zudaire de estos actos, situación que trascendió y llegó a conocimiento del Coronel Jesús “Nesty” Delgado, quien decidió impedir y obstaculizar las investigaciones suscitadas tras las denuncias realizadas por varios subalternos.

    - Esta pesquisa contaba con un investigador asignado, pero el Coronel Jorge Santini le indicó a los subalternos que él era el único autorizado por la State Guard (PRSG) para manejar esto, más los instó a no contestar preguntas ni a entregar documentos a otra persona que no fuera él, en un intento de obstaculizar el curso de la investigación.

    - El Coronel Gelabel Monserrate promovió la investigación de estas irregularidades y logró la asignación de investigadores, pese a la oposición del General Edwin Rivera Malavé quien insistía en que el Ayudante General, el General Isabelo Rivera, no tenía que enterarse.

    - Pocos días después de iniciada la investigación, el Coronel Gelabel Monserrate recibió una amenaza de muerte mediante llamada telefónica que indicaba: “Si quieres seguir viviendo, para la investigación que se tiene en contra de Nesty.” El Número de Querella sobre esta amenaza es la 2018-1-166-768.

    3. Tercer esquema: supuesto fraude en nóminas

    - Las nóminas en la PRSG estaban a cargo del Coronel Gelabel Monserrate. Sin embargo, al poco tiempo de declarase la emergencia, el General Isabelo Rivera transfirió el control de las nóminas al Coronel Nesty Delgado.

    - En ese entonces se infló el reclutamiento y la activación de oficiales de forma desproporcionada, en comparación con otras jurisdicciones de los Estados Unidos.

    - El Coronel Delgado asume el control absoluto de las nóminas del personal y utilizó esta nueva facultad para alterarlas y validar días que no se trabajaron pero sí se cobraron. De la nómina de Delgado se desprende que éste aparece trabajando en la PRSG mientras se encontraba laborando en su oficina privada.

    - Por otra parte, el Coronel Delgado utilizó el pago de nóminas para ejercer presión sobre las personas que han cuestionado o promovido investigaciones en la entidad, incluido el propio Coronel Gelabel Monserrate.