Sus deseos de vivir son más fuertes que su condición