Compró una guagua y apenas la pudo disfrutar