Torres Zamora: "Una mentira de una exempleada molesta"

El legislador dice que su silencio no significa que acepta las alegaciones.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Alcalde de Cataño tomará medidas para evitar cierre del CDT

    El vicepresidente de la Cámara de Representantes, José “Pichy” Torres Zamora, aseguró el viernes que no ha habido ninguna querella por hostigamiento sexual ante la Comisión cameral de Ética por alegaciones en su contra por parte de una exempleada, y que se mantiene tranquilo ante el proceso.

    “Esta es la segunda vista, y la comisión sigue en sesión hasta que entiendan pertinente. Yo siempre he dicho que quiero que se aclare la verdad. Yo tengo la verdad que es una y quiero que se desfile. Tanto así que quiero reseñar que no hay una querellade hostigamiento en contra de José “Pichy” Torres Zamora presentada en la Comisión de Ética. Nunca llegó esa querella. Nunca fue radicada. Lo que hay es un pedido del presidente que yo también di la bienvenida luego de un informe que básicamente encontró hallazgos que no son constitutivos de ninguna violación”, dijo Torres Zamora en un encuentro con medios de comunicación.

    Exempleada de Pichy Torres Zamora sostiene su versión

    [TLMD - PR] Exempleada de Pichy Torres Zamora sostiene su versión

    Alega que el representante le dijo que tendría sexo con ella. 

    (Publicado jueves 14 de diciembre de 2017)

    “He callado, porque estos procesos requieren que el político, que desgraciadamente es juzgado de una vara diferente, calle. Y callar no significa aceptar. Callar significa tener un debido proceso de ley”, agregó.

    El viernes la Comisión cameral de Ética llevó a cabo su segunda reunión sobre el caso.

    Concluyen que Rodríguez Ruiz agredió a su empleada

    [TLMD - PR] Concluyen que Rodríguez Ruiz agredió a su empleada

    El documento "voluminoso" podría dar paso a su expulsión de la Cámara de Representantes.

    (Publicado viernes 15 de diciembre de 2017)

    “Esta es la segunda vista del proceso ético. Siempre he dicho y he sostenido y sostengo que lo que se ha dicho en todo momento es una falsedad, una mentira de una exempleada molesta y eso es lo que ha desfilado durante el día de ayer (jueves) y eso es lo que ha desfilado durante el día de hoy. Yo estoy bien tranquilo como he dicho públicamente. Estoy bien tranquilo de alma y de espíritu de que he obrado bien. No me arrepiento de haber venido a la política y sigo con el norte de que podemos hacer la diferencia. El tiempo me va a dar la razón porque la verdad solamente es una”, afirmó el legislador.

    Por otro lado, detalló que la exempleada no pudo sostener su versión durante su comparecencia el jueves ante la mencionada comisión, contrario a la información que se filtró.

    “Vamos a hablar de una exempleada que independientemente lo que dice o alega, lleva a un sobrina de 14 años a trabajar a la oficina del vicepresidente. Estamos hablando de una persona que estaba molesta porque realmente se le terminó su contrato. Dentro de eso y dentro de las alegaciones tengo que decir que mi presidente, Johnny Méndez hizo lo correcto. Activó la orden administrativa. El empleado estuvo fuera mientras se hacía la investigación. Yo di instrucciones inmediatas al siguiente día luego que salieran las alegaciones, a todo mi personal de que cooperaran inmediatamente con todo. Evité presentarme en mi oficina por un mes mientras se daba la investigación”, sostuvo.

    Señaló que el exdirector de su oficina, Félix Daniel García, quien también fue involucrado en este caso, pasó por el debido proceso administrativo y renunció a su puesto.

    No obstante, la licenciada Ivelisse Rivera Padilla entiende que el proceso ya culminó. “El procedimiento concluyó, entendemos nosotros, en el día de hoy. Fue muy profesional, yo creo que con la seriedad y el respeto que merece este tipo de procesos. Entendemos que estamos bien. Contentos. Fluyó como queríamos. Estamos esperando ya la decisión de la Comisión”, dijo la licenciada.

    Indicó que no se les ha notificado oficialmente la conclusión del proceso, pero que tampoco se le ha informado lo contrario. “Esperar. Esperar”, dijo la licenciada.