Pareja acusada de lavarle los dientes a niños con heces de gato

Además eran golpeados con cinturones y ramas espinosas, según las autoridades.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Pareja acusada de lavarles los dientes a niños con heces

    Los acusados además enfrentan cargos por lesionar a los menores. (Publicado miércoles 1 de noviembre de 2017)

    Una pareja de San Antonio, en Texas, ha sido puesta tras las rejas bajo acusaciones de castigar cruelmente a tres niños, obligándolos a lavarse los dientes con heces, y azotándolos con cinturones y ramas espinosas.

    James Howard Chalkley, de 32 años, y Cheyanne Chalkley, de 22, enfrentan cargos por lesionar a menores de edad, según la Oficina del Alguacil del Condado de Bexar.

    El supuesto abuso salió a la luz en septiembre luego de que una maestra notara moretones en una niña de 5 años, de acuerdo a una declaración jurada.

    La administración de la escuela contactó a los Servicios de Protección Infantil y tras una entrevista con la niña y su hermana mayor, de 10 años, las autoridades descubrieron que el padre y la madrasta nalgueaban y golpeaban a las pequeñas y a su hermanito de 3 años con cinturones y ramas espinosas como castigo.

    El padre supuestamente en una ocasión también sostuvo la cabeza de las niñas en un inodoro mientras descargaba el agua.

    Los documentos de la corte describieron otro incidente durante el cual el padre tomó heces de gato de un armario y se las embarró a las niñas en la cara, causando que la más pequeña se las comiera. La misma niña agregó que su padre colocaba heces en su cepillo de dientes y luego le lavaba los dientes tan fuerte que la hacía sangrar.

    Según los documentos, la niña mayor aseguró que en varias ocasiones su padre le golpeó la cabeza contra la pared.

    La declaración agregó que los tres niños fueron sometidos a exámenes médicos, donde los doctores encontraron moretones, cortaduras y raspones en diferentes etapas de sanación en distintas partes del cuerpo, incluyendo las piernas y glúteos.

    Los tres hermanitos fueron removidos del cuidado de sus padres y asignados a una familia adoptiva temporal, mientras que los acusados esperan su día en corte.