Ahorraron toda una vida pero dinero desaparece del banco

Los abuelos habían ahorrado desde muy jóvenes, pero el dinero ya no estaba en la cuenta.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Ahorraron para su retiro pero se llevaron gran sorpresa

    A pesar de que ellos le dijeron al banco Chase de que no habían tocado el dinero, dicha agencia no les creyó. (Publicado martes 2 de enero de 2018)

    TEXAS – Una pareja de abuelitos ahorró toda su vida para que cuando llegara ese momento de retirarse pudieran disfrutar más tranquilamente.

    Pero cuando intentaron depositar un cheque en el banco Chase se llevaron una gran sorpresa porque su cuenta ya no existía y tampoco tenía fondos.

    Jesús Arellano de 92 años y María de 86 estaban tranquilos pues tras 70 años de matrimonio explican que ahorraron casi $40,000.

    “Muchos años trabajé, como unos 16 años”, dijo María Arellano tras recordar la situación del robo de su dinero.

    Estafan a hispanos con premio de la lotería

    [TLMD - Chicago] Estafan a hispanos con premio de la lotería

    En Glendale Heights, la policía emitió una alerta hacia la comunidad hispana, tras la denuncia de un par de estafas.

    (Publicado miércoles 13 de septiembre de 2017)

    A pesar de que ellos le dijeron al banco de que no habían tocado el dinero, dicha agencia no les creyó.

    Trabajadores de Chase también les explicaron que el año pasado alguien cambió el domicilio de su cuenta y después hicieron cinco retiros por un total de $39,498.48.

    Desesperados por la situación llamaron a nuestra unidad investigativa de Telemundo Responde y le solicitamos a Chase una revisión del caso, pero nos explicaron que es responsabilidad del cliente reportar si no reciben estados de cuenta en un periodo de 30 días. Es por eso que se negó el caso de la pareja Arellano.

    Sin embargo, por cortesía, Chase decidió darles un reembolso, pero no nos dieron más detalles sobre lo que pasó con el dinero que desapareció de la cuenta.

    María tenía 16 años y Jesús 22 cuando unieron sus vidas. Él era músico, pero cuando empezó a crecer la familia consiguió un segundo empleo en una fábrica, y ella haciendo zapatos.