Empresa que investigó trama rusa denuncia ataques de Trump

De izquierda a derecha, el ahora presidente Donald Trump, y la excandidata presidencial demócrata Hillary Cilnton. EFE

Los autores del dossier que reúne información sobre la trama rusa divulgado en 2016, durante la campaña presidencial de EEUU, y que fue pagado parcialmente por la candidata demócrata, Hillary Clinton, criticaron este miércoles los "repetidos" ataques del actual presidente, Donald Trump, contra su empresa.

"Desde la publicación hace un año del llamado Dossier Steele -la recopilación de informes de inteligencia sobre los nexos de Donald Trump con Rusia que realizamos por encargo-, el presidente nos ha atacado repetidamente desde Twitter", denunciaron los responsables de la empresa Fusion GPS en una tribuna publicada por el diario The New York Times.

Sin ir más lejos, la semana pasada Trump tildó de "falso" dicho documento y llamó "corrupto" al FBI por haberse hecho eco en sus investigaciones sobre la llamada "trama rusa" del dossier encargado por su otrora contrincante política y que recibe su nombre de su autor, Christopher Steele, un exagente del MI6 británico.

En el texto publicado por los fundadores de la empresa que elaboró el dossier, Glenn Simpson y Peter Fritsch, quisieron dejar claro que en ningún momento tuvieron en cuenta intereses partidistas y que ellos mismos quedaron sorprendidos por el resultado final de las investigaciones.

Obstrucción de justicia: el fantasma que sobrevuela a Trump

"Lo que recibimos nos sorprendió. Las fuentes del señor Steele en Rusia -que no fueron remuneradas- informaron de manera extensa, y ahora confirmada, de los esfuerzos del Kremlin por ayudar al señor Trump a alcanzar la Presidencia. El señor Steele lo vio como un delito en marcha y decidió denunciarlo al FBI", se afirma en la tribuna.

Durante varios meses, Steele contó a diversos periodistas lo que sabía de Trump gracias a sus fuentes en Rusia, después de haber sido contratado para recabar información sobre los vínculos del presidente electo con Moscú, que plasmó en el polémico dossier de 35 folios.

El documento contiene informes elaborados durante seis meses, al que periodistas en EEUU tuvieron acceso, aunque solo se le dio crédito cuando las cadenas de ese país informaron de que Trump y el entonces presidente, Barack Obama, recibieron del FBI un resumen de su contenido.