Inmigración

Inmigración

EEUU no le permite al padre de Hania asistir a su funeral

El guatemalteco solicitó una visa temporal para poder despedir a su hija, quien fue asesinada.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Niegan visa a padre de Hania Aguilar

    El hombre guatemalteco buscaba asistir al funeral de su hija. (Publicado viernes 7 de diciembre de 2018)

    El Departamento de Estado de EEUU negó el pedido de Noé Aguilar de una visa temporal para poder asistir al funeral de su hija, Hania Aguilar, la niña secuestrada y asesinada en Carolina del Norte.

    Noé Aguilar viajó hasta la embajada de EEUU en Ciudad de Guatemala para pedir una aprobación temporal que le permitiera viajar al servicio fúnebre de su hija, pautado para el 8 de diciembre, pero las autoridades estadounidenses le negaron el pedido, dijo su abogado Naimeh Salem.

    “Para serte sincero, con administraciones pasadas nunca tuvimos este problema”, le dijo Salem, un abogado de trabaja en Texas, al periódico The New York Times. “Con esta administración, la mayoría de las decisiones discrecionales son negadas”.

    Aguilar vivió en EEUU, pero se volvió a Guatemala en el 2005, poco después del nacimiento de Hania, dijo su abogado.

    La embajada de EEUU en Guatemala argumentó sus temores de que el hombre se quedara a vivir en el país.

    La jovencita de 13 años fue secuestrada el 5 de noviembre de la puerta de su casa en Lumberton cuando encendió la camioneta de la familia para calentar el motor. Tras hallar la camioneta, posteriormente encontraron el cuerpo sin vida de la menor el 27 de noviembre en un descampado a 10 millas de su vivienda.

    Noé Aguilar dijo durante una entrevista que hace dos meses vio por última vez con su hija de 13 años.

    “Hasta hicimos una video llamada con ella que la vi jugando con su hermanita y su perrito esa fue la última vez que yo la vi”, contó. “La sonrisa no se me va a olvidar cuando la veía siempre me alegraba la vida de solo saber que ella estaba bien”.

    A la distancia Aguilar pidió a las autoridades de la ciudad de Lumberton y al FBI que hagan su trabajo para que la muerte de su hija no quede impune.