Piratas rusos hackearon a compañía eléctrica en EEUU

Detectaron el software malicioso en un ordenador portátil de Burlington Electric.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Una compania denuncia hallazgo de un sofware malicioso

    La Burlington Electric dice que consiguio el malware que el FBI dice usaron los rusos en la elecciones (Publicado sábado 31 de diciembre de 2016)

    WASHINGTON - Piratas informáticos supuestamente vinculados con el Kremlin accedieron a los sistemas de la eléctrica estadounidense Burlington Electric (pública), según admitió la propia compañía.

    Burlington Electric aseguró en un comunicado que el ataque no comprometió a su red, tal y como había informado inicialmente en exclusiva el rotativo The Washington Post citando funcionarios cercanos a la Casa Blanca bajo condición de anonimato.

    "Anoche, las eléctricas estadounidenses fueron alertadas por el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) de un código de software malicioso usado en Grizzly Steppe, el nombre que el DHS ha dado a la campaña de pirateos recientes rusos", apuntó la compañía con sede en Burlington, la mayor ciudad del estado de Vermont.

    "Detectamos el software malicioso en un solo ordenador portátil de Burlington Electric que no estaba conectado con la red de la compañía", agregó al informar que ese equipo fue "aislado" y que se alertó a las autoridades federales del hallazgo.

    "Nuestro equipo está trabajando con las autoridades federales para rastrear este software malicioso y prevenir otros intentos de infiltrar nuestros sistemas", concluyó Burlington Electric.

    Inicialmente, el The Washington Post reportó que los piratas informáticos habían logrado penetrar la red eléctrica de la compañía, aunque las personas que se hicieron con los códigos no los utilizaron.

    "La penetración pudo haber sido diseñada para interrumpir las operaciones del servicio o para probar, los rusos, hasta que punto podían penetrar en la red", especuló el The Washington Post al citar a los funcionarios.

    El Kremlin ha estado en el ojo del huracán estadounidense durante las últimas semanas ya que la Casa Blanca ha acusado a Rusia de estar detrás de un ataque cibernético contra el Partido Demócrata y la campaña de Hillary Clinton para ayudar a Donald Trump.