ASALTO AL CAPITOLIO

“La policía nos dio la bienvenida”: residente de California enfrenta cargos por asalto al Capitolio

Danean MacAndrew, de Mission Viejo, afirmó que la policía la “dejó pasar sin problemas” al recinto el pasado 6 de enero

Telemundo

Decenas de seguidores del presidente Donald Trump ingresaron a la fuerza el miércoles al Capitolio federal, un incidente que dejó al muertos y destrozos.

MISSION VIEJO, California - Los fiscales federales acusaron a una mujer del sur de California que admitió haber ingresado al Capitolio de los Estados Unidos cuando fue asaltado por una turba que buscaba revocar las elecciones presidenciales de 2020, pero que afirmó que la policía la “dejó pasar sin problemas”.

Danean MacAndrew, de Mission Viejo, fue arrestada el miércoles pasado y enfrenta cargos que incluyen ingresar a un edificio restringido, alteración del orden público y desfilar en el Capitolio, informó el domingo el Orange County Register. No se pudo contactar al defensor público federal asignado para representarla para hacer comentarios.

- Mira aquí nuestra programación en vivo. Descarga nuestra aplicación móvil, disponible en el App Store y Google Play -

Los investigadores utilizaron datos de torres de teléfonos celulares para identificar a MacAndrew como una de las cientos de personas presentes en la insurrección en Washington D.C. el 6 de enero, según una declaración jurada de un agente del FBI. Luego compararon los videos que publicó en las redes sociales con imágenes de vigilancia grabadas durante el motín para confirmar que estaba allí.

MacAndrew le dijo a los agentes del FBI que la policía estaba permitiendo que la gente entrara al Capitolio cuando ella llegó, según documentos judiciales.

"La policía del Capitolio abrió las puertas, nos dio la bienvenida y se hizo a un lado mientras deambulamos por los pasillos", dijo MacAndrew en una publicación en las redes sociales con fecha del 22 de febrero.

Jim Lo Scalzo dijo que el ataque fue “el resultado de la carnicería estadounidense” impulsada por la presidencia de Donald Trump.

Los fiscales han presentado cargos contra más de 700 personas por participar en la insurrección del 6 de enero.