vacuna contra el COVID-19

CNBC: No estar vacunado contra el COVID-19 podría impactar tu bolsillo

Muchos empleadores ahora exigen que los trabajadores se vacunen contra el COVID-19 y están despidiendo a los empleados que se niegan a recibir la vacuna.

Emily Elconin | Reuters

Algunas personas todavía están postergando vacunarse contra el COVID-19, incluso cuando aumentan los mandatos para la inmunización.

Aquellos que aún no están vacunados han sido excluidos de algunos restaurantes, viajes y más. También podría haber costos financieros significativos para aquellos que aún no han recibido sus vacunas.

- Mira aquí nuestra programación en vivo. Descarga nuestra aplicación móvil, disponible en el App Store y Google Play -

Por supuesto, los incentivos y mandatos han funcionado para ayudar a elevar la tasa de vacunación del país, por ejemplo, United Airlines, que ordenó que sus empleados recibieran la vacuna COVID-19 este verano, ahora tiene una tasa de vacunación de trabajadores de casi el 100%.

El periodo para que los trabajadores de la salud en California acaten las órdenes de vacunarse contra el COVID-19 terminó, y aunque la mayoría obedeció, hay algunos que simplemente se resisten.

Y se avecinan más pautas: el gobierno de Biden dijo que requerirá que todos los empleadores con 100 o más trabajadores se aseguren de que se vacunen o examinen semanalmente. También requerirá que todos los trabajadores, contratistas y trabajadores de la salud federales reciban la vacuna contra el coronavirus.

No estar vacunado contra el COVID-19 afectará tu billetera de esta manera:

EMPLEOS

Muchos empleadores ahora exigen que los trabajadores se vacunen contra el COVID-19 y están despidiendo a los empleados que se niegan a recibir la vacuna.

Aerolíneas como United, Southwest, American, JetBlue y Alaska han requerido vacunas. Esta semana, Northwell Health, el sistema de atención médica más grande del estado de Nueva York, despidió a 1,400 trabajadores que no se vacunaron contra el COVID-19.

"El mayor costo es perder su trabajo", dijo Cynthia Cox, vicepresidenta de Kaiser Family Foundation y directora del programa sobre la Ley de Cuidado de Salud a Bajo Precio. "Eso se ha convertido en un problema que enfrentan más personas a medida que más y más empleadores implementan los mandatos de vacunas".

En algunos casos, los mandatos incluso se extienden a los miembros de la familia. Un sistema de salud en Louisiana dijo esta semana que cobraría a los trabajadores $200 adicionales por mes para asegurar a sus cónyuges o parejas no vacunados.

SEGUROS

Otras empresas están adoptando un enfoque diferente y transfiriendo el costo de un seguro más alto a los empleados que permanecen sin vacunar.

Delta Air Lines, por ejemplo, no ha exigido que los empleados reciban la vacuna contra el COVID-19 (es la única aerolínea importante que no tiene tal requisito), pero hará que los trabajadores no vacunados paguen $200 adicionales por mes.

Podría haber costos de seguro adicionales en el horizonte. Muchos proveedores de seguros médicos ya cobran un recargo para los fumadores, lo que podrían hacer para aquellos que permanecen sin vacunar.

GASTOS MÉDICOS

También habrá un precio más alto en el tratamiento médico por COVID-19 en el futuro, y es más probable que afecte a los no vacunados, que ahora representan alrededor del 97% de los hospitalizados por la enfermedad.

En los primeros días de la pandemia, la mayoría de las principales aseguradoras renunciaron a los pagos por el tratamiento del coronavirus. Ahora, esas exenciones están caducando, lo que significa que los pacientes estarán en peligro por las facturas que acumulen durante una estadía en el hospital por COVID-19.

La hospitalización por COVID-19 por personas no vacunadas, categorizadas como prevenibles, ha agregado $5,700 millones en costos al sistema de atención médica de julio a agosto, según la Kaiser Family Foundation.

"El costo lo asumen principalmente los contribuyentes y las personas que pagan las primas del seguro médico", dijo Cox.

A los no vacunados también se les exigirá que paguen cualquier prueba que necesiten para demostrar que no tienen COVID-19. Por supuesto, este es un gasto que también se trasladará a aquellos que están vacunados y aún deben hacerse la prueba; el costo generalmente oscila entre $20 y $1,419 por una sola prueba, según Kaiser Family Foundation. En algunos casos, sin embargo, las pruebas pueden costar mucho más.

"No hay ningún requisito de que esas pruebas tengan que estar cubiertas o que sean gratuitas", dijo Cox, refiriéndose específicamente a las pruebas en el trabajo para los no vacunados. "Eso podría acumularse con el tiempo si tienes que hacerte una prueba cada semana".

EDUCACIÓN

Escuelas de todo el país ahora también exigen que todos los maestros, el personal y los estudiantes elegibles se vacunen contra COVID-19.

Eso incluye unas 500 universidades. Para los estudiantes universitarios que no están vacunados, negarse a recibir la vacuna podría hacer que no puedan asistir a la escuela en persona y perder algunos de los beneficios de estar en el campus.

El Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles, el segundo más grande de la nación, se convirtió en el primero de esta magnitud en exigir la vacuna contra COVID-19 a los alumnos elegibles. Ellos tendrán que estar vacunados antes del 19 de diciembre.

"Esto interrumpe el valor de la educación residencial presencial si no puede participar en actividades co-curriculares", dijo Lynn Pasquerella, presidenta de la Asociación de Colegios y Universidades Estadounidenses. "Esa es una pérdida real".

También pueden tener que pagar la factura de exámenes adicionales si se les permite en el campus. En algunos casos extremos, pueden perder las becas: una estudiante de la Universidad Brigham Young perdió $200,000 en becas porque no recibió la vacuna, informó el Daily Mail.

VACACIONES

No estar vacunado también puede agregar costos a las vacaciones. Las líneas de cruceros como Carnival, por ejemplo, requieren que todos los pasajeros no vacunados tengan un seguro de viaje y cubran el precio de $150 para sus propias pruebas para COVID-19.

El seguro de viaje requerido debe tener un mínimo de $10,000 por persona en cobertura de gastos médicos y $30,000 para evacuación médica de emergencia y sin exclusiones de COVID-19, según la línea de cruceros.

"Eso es algo por lo que los pasajeros vacunados no tienen que pagar", dijo Laura Ratliff, directora editorial senior de TripSavvy.

Además, las restricciones pronto serán más estrictas para los viajeros debido a la legislación que entrará en vigor en noviembre. Anteriormente, los viajeros internacionales que regresaban a EEUU debían mostrar una prueba de una prueba de COVID-19 negativa 72 horas antes de su vuelo. El próximo mes, los estadounidenses no vacunados que regresen a los EEUU deberán tener una prueba negativa dentro de las 24 horas posteriores al viaje.

Incluso ahora, los requisitos de prueba pueden sumar cientos a miles de dólares en gastos para unas vacaciones. Es probable que eso empeore para aquellos que permanecen sin vacunar.

"Es muy costoso", dijo James Ferrara, presidente de la red InteleTravel de asesores de viajes desde el hogar. "Y tal vez el mayor costo sea el problema, las preocupaciones, los inconvenientes, la frustración y la confusión".

GASTOS FUNERARIOS

Los no vacunados también pueden tener que hacer frente a los costos que podrían acarrear sus muertes, ya que hasta ahora el coronavirus ha matado a más de 700,000 estadounidenses, lo que la convierte en la pandemia más mortífera jamás registrada en EEUU.

Las personas no vacunadas tienen 11 veces más probabilidades de morir a causa del virus que las que tienen la vacuna, según el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades.

"Existe un riesgo real de muerte", dijo Cox. "Entonces su familia será la responsable del costo de su funeral, los cuidados paliativos y la pérdida de sus ingresos".

Este artículo fue publicado originalmente en inglés por Carmen Reinicke para nuestra cadena hermana CNBC.com. Para más de CNBC entra aquí.

Contáctanos