HOMICIDIOS

Asesinó a su esposa en un crucero y años después fue condenado en frente de sus hijas

Telemundo

UTAH - Un hombre de Utah fue sentenciado el jueves a 30 años de prisión por el asesinato a golpes de su esposa en un crucero por Alaska en 2017, lo que un juez federal describió como un crimen violento y brutal.

Los fiscales habían pedido cadena perpetua para Kenneth Manzanares, quien el año pasado se declaró culpable de asesinato en segundo grado por la muerte de su esposa, Kristy Manzanares. Sus abogados pidieron siete años y medio.

Más de Telemundopr.com

Mira aquí nuestra programación en vivo. Descarga nuestra aplicación móvil, disponible en el App Store y Google Play.

Kenneth Manzanares miró hacia atrás brevemente, hacia donde dos de sus hijas estaban sentadas en la sala del tribunal, después de que el juez del Tribunal de Distrito de Estados Unidos, Timothy Burgess, anunciara la condena en su contra.

Los abogados de Manzanares, en un expediente judicial, dijeron que el hombre tenía anomalías cerebrales que un experto de la defensa consideró compatibles con las lesiones causadas por la práctica de deportes de contacto. Esto, combinado con lo que en ese momento era un trastorno bipolar no diagnosticado y “una combinación problemática de medicamentos recetados y alcohol resultó en un episodio aberrante de violencia”, afirma el expediente.

Pero Burgess dijo que se ofrecieron pruebas contradictorias sobre la culpabilidad de Manzanares y que los expertos no habían demostrado qué factores llevaron al crimen.

Los fiscales habían disputado las afirmaciones médicas de la defensa y en documentos judiciales describieron las acciones de Manzanares como intencionales, "provocadas porque su esposa le dijo que quería que él abandonara el crucero y que quería el divorcio". Los fiscales dijeron que Kristy Manzanares le dijo a su esposo que quería el divorcio durante una discusión sobre su comportamiento la noche de su muerte.

Los fiscales dijeron que Kenneth Manzanares tenía problemas con el control de la ira y que había reconocido haber restringido a su esposa en el pasado y haberle hecho agujeros en las paredes. Los abogados defensores dijeron que la pareja tuvo un "matrimonio largo y feliz", y Jamie McGrady, un defensor público federal que representa a Manzanares acusó a los fiscales de analizar selectivamente los detalles de las declaraciones que Manzanares hizo para tratar de pintarlo como alguien abusivo.

La Fiscalía de la Mujer logró la detención de José Abraham de 21 años, quien confesó el crimen de Jacivi Alejandra cuyo cuerpo fue localizado enterrado en el patio de un kínder. Durante la audiencia de formulación de imputación, el acusado aceptó haberle quitado la vida y el motivo fue por una discusión por celos.

Burgess dijo que la vida de Kristy Manzanares fue "brutalmente terminada" por su esposo, en un ataque en parte presenciado por dos de los hijos de la pareja. Los hermanos y el padre de Kristy Manzanares, que también estaban en el crucero, respondieron y presenciaron la escena después, según los documentos de la acusación.

El acuerdo de culpabilidad firmado por Manzanares permite apelar "la razonabilidad" de la sentencia. McGrady dijo a The Associated Press que se presentaría una apelación. Ella calificó la sentencia como una tragedia y dijo que el juez ignoró la evidencia científica.

Los abogados de Manzanares, en un expediente judicial el mes pasado, pidieron a Burgess que considere los deseos de los niños de Manzanares, de quienes dijeron responsabilizar a su padre, pero “también entienden que sus deficiencias jugaron un factor importante en los hechos ocurridos, y ya perdieron a uno de sus padres".

Dos hijas que dieron declarar durante el emotivo primer día de la audiencia de sentencia el miércoles y hablaron sobre su padre, pero no hablaron de una sentencia específica.

El fiscal federal adjunto Jack Schmidt dijo que se responsabilizó a Manzanares. Si bien no era la sentencia que buscaban los fiscales, "ojalá pueda comenzar el proceso de curación" para la familia, dijo.

Un comunicado emitido por la familia de Kristy Manzanares dijo que el fallo “no nos trae ni alegría ni rabia. Más bien, simplemente una sensación de resolución. Creemos que el tribunal tomó una determinación justa y equitativa. Sin embargo, el sistema legal no tiene la intención de llenar el vacío emocional de nuestra pérdida”.

"Si bien esto marca el final de otro capítulo de esta terrible experiencia inimaginable, el hecho es que las tres niñas de Kristy todavía no tienen a sus padres, y nuestro enfoque ahora es apoyarlas lo mejor que podamos", dice el comunicado.

Contáctanos