Este de Los Ángeles

Misterioso asesinato de tres hispanos: ofrecen $80,000 de recompensa por los responsables

Las autoridades enfatizaron que sigue disponible una recompensa de $80,000 por ayudar a resolver los crímenes.

Telemundo

CALIFORNIA - Las autoridades circularon el miércoles bocetos de dos hombres buscados en relación con tres homicidios sin resolver en el área del este de Los Ángeles y que posiblemente están relacionados.

Por el asesinato de tres víctimas hispanas sigue disponible una recompensa de $80,000 para quienes ayuden a dar con los responsables.

- Mira aquí nuestra programación en vivo. Descarga nuestra aplicación móvil, disponible en el App Store y Google Play -

Los detectives creen que los tres crímenes, que ocurrieron a unas dos millas entre sí, están conectados y que los sospechosos apuntaron directamente a las víctimas y podrían ser responsables de otros homicidios, informó el capitán de la policía Joe Mendoza.

TRES VÍCTIMAS HISPANAS

Jesse Ávalos, de 34 años, fue encontrado muerto a tiros el 11 de febrero de 2014, aproximadamente a las 3:25 a.m., en la cuadra 4800 de East Telegraph Road.

Aproximadamente cuatro horas antes, Ávalos había recibido una llamada de un conocido pidiéndole que fuera al lugar para encender un vehículo, y fue allí para ayudar.

Ávalos fue encontrado muerto a tiros mientras estaba sentado en el asiento del conductor de su camioneta, según las autoridades. Se vio a dos sospechosos saliendo del área.

Una mujer desapareció en el 2009 bajo circunstancias muy misteriosas, sus restos fueron encontrados años después, pero el caso sigue sin resolver, y su familia exige justicia porque el presunto responsable se esfumó sin dejar rastro alguno.

Eduardo Robles, de 38 años, recibió un disparo mortal el 6 de julio de 2015, aproximadamente a las 7:30 p.m., tras una pelea con un sospechoso en la entrada de una residencia en la cuadra 4300 de la Calle Eagle.

Alrededor de 15 a 20 personas se encontraban en el lugar en ese momento, pero ninguna ha proporcionado información que conduzca al arresto del sospechoso, dijo Mendoza.

Y Amanda “Nikki” López, de 27 años, fue baleado a muerte el 22 de abril de 2018, aproximadamente a las 2:40 a.m., mientras dormía en una carpa cerca de un campamento para personas sin hogar en la cuadra 200 de la Avenida Fetterly.

Te contamos los detalles del hecho.

El video de seguridad mostró al supuesto homicida, que llevaba una máscara, saliendo de un Chrysler PT Cruiser de color claro y disparando hacia la tienda, dijo Mendoza. El sospechoso fue al campamento en busca de López, dijo Mendoza. Después del tiroteo, el pistolero corrió hacia el PT Cruiser, que era conducido por otro hombre, y aceleró.

Sin embargo, una vez que estuvo dentro del vehículo, el pistolero se quitó la máscara y los testigos vieron su rostro.

QUÉ SE SABE DE LOS SOSPECHOSO

Con esta información recopilada y después de varios años de investigación, este miércoles se distribuyeron los vocetos compuestos de los dos supuestos homicidas, al igual que un video de seguridad del lugar del crimen.

El atacante armado fue descrito como un hombre de unos 20 años, de 5 pies y 8 pulgadas de alto, de complexión media y cabello corto.

El conductor fue descrito como de unos 40 años, entre 5 pies 8 pulgadas a 5 pies 9 pulgadas de alto, de complexión corpulenta y posible bigote.

Según Mendoza, la evidencia balística mostró que se utilizó la misma arma en los dos primeros asesinatos. Se cree que el conductor acompañó al atacante en el segundo y tercer asesinato.

Es un misterio sin resolver por más de 20 años. Una madre en Riverside salió a hacer unas compras y nunca regresó. Pero su hija ha movido cielo y tierra para que el caso vuelva a tomar relevancia.

En la conferencia de prensa también estuvo la hermana de Jesse Ávalos, Maria Ávalos, quien pidió ayuda pública para resolver los asesinatos.

“ Creo que hablo por mi familia y por las otras familias, no tenemos cierre, no tenemos justicia…”, dijo Ávalos. “Todas estas familias siguen sufriendo. Por favor ayudenos. Por favor, presente cualquier información que tenga”.

La recompensa fue aprobada el mes pasado por la Junta de Supervisores del Condado de Los Ángeles. Las autoridades piden a cualquier persona con información sobre los asesinatos llamar a la Oficina de Homicidios del Alguacil al 323-890-5500, o Crime Stoppers al 800-222-TIPS. 

Contáctanos