FBI

NBC: El FBI despide a agente involucrado en el caso de Larry Nassar

Langeman era un agente especial supervisor en la oficina local del FBI en Indianápolis cuando entrevistó a la gimnasta medallista olímpica McKayla Maroney en 2015 sobre sus acusaciones de abuso por parte de Nassar.

WASHINGTON - Michael Langeman, uno de los principales agentes del FBI acusado de no investigar adecuadamente al exmédico de USA Gymnastics y entrenador del equipo Larry Nassar, fue despedido del FBI, según confirmó NBC News.

La noticia fue reportada por primera vez por el Washington Post.

- Mira aquí nuestra programación en vivo. Descarga nuestra aplicación móvil, disponible en el App Store y Google Play -

Langeman era un agente especial supervisor en la oficina local del FBI en Indianápolis cuando entrevistó a la gimnasta medallista olímpica McKayla Maroney en 2015 sobre sus acusaciones de abuso por parte de Nassar.

Un informe del Inspector General del Departamento de Justicia publicado en julio criticó a Langeman y a su jefe, el agente a cargo Jay Abbott, por no responder a las acusaciones de las campeonas olímpicas estadounidenses y miembros del equipo nacional de que habían sido abusadas ​​sexualmente por Nassar "con la urgencia que las acusaciones requerían." El informe continuó diciendo que ambos hombres posteriormente mintieron a los investigadores de la OIG sobre sus acciones y que ni siquiera abrieron oficialmente una investigación sobre Nassar, que ahora cumple condena en una prisión federal en Florida por cargos de pornografía infantil. También fue sentenciado a hasta 175 años de prisión después de declararse culpable de conducta sexual criminal en un tribunal de Michigan en 2018.

Abbott se retiró hace varios años.

En el momento en que se publicó el informe de la OIG, las fuentes federales de aplicación de la ley dicen que Langeman ya no actuaba como agente del FBI, pero que se necesitaron hasta las últimas semanas para que lo despidieran oficialmente. Para aquellos que preguntan por qué tomó tanto tiempo, mientras haya una investigación de la OIG pendiente, no se puede despedir a un agente. La investigación de la OIG duró 3 años.

Como señala el artículo de Washington Post, los despidos del FBI son bastante raros, la mayoría de los agentes que son el foco de las investigaciones internas enfrentan una acción disciplinaria o renuncian o se retiran antes de que puedan ser despedidos.

El Senado se ocupará de la cuestión de Nassar el miércoles en lo que seguramente será una audiencia dramática. Fuentes policiales federales dicen que el director del FBI, Christopher Wray, describirá los cambios que se han implementado para asegurarse de que la agencia no vuelva a dejar caer la pelota en una investigación similar sobre acusaciones de abuso.

Se dijo que Wray estaba indignado, muy molesto y decepcionado con los hallazgos del informe de la OIG y se espera que transmita esos sentimientos mañana.

Pero para poner esto en el contexto adecuado, hay que recordar que todo esto sucedió antes de que Wray se convirtiera en director del FBI. La investigación de Nassar no se llevó a cabo bajo su supervisión.

Contáctanos