Washington DC

Rinden honores en el Capitolio a oficial que murió tras ser atropellado

El oficial El oficial William ‘Billy’ F. Evans recibirá un tributo póstumo en el mismo edificio que protegió por 18 años. 

WASHINGTON - El presidente Joe Biden, legisladores, colegas y allegados rendían honores este martes en la sede del Congreso de Estados Unidos al oficial de la Policía del Capitolio que murió tras ser atropellado por un hombre en las afueras del edificio federal a principios de abril.

El oficial William ‘Billy’ F. Evans recibía un tributo póstumo en el mismo edificio que protegió por 18 años. 

Durante su intervención, el presidente Biden dijo que aunque nunca conoció personalmente a Evans, a lo largo de su vida ha tenido contacto con personas como él, siempre dispuestos a ayudar a otros cuando los necesitan.

"Estuvo definido por su dignidad, decencia, lealtad y valentía", dijo el primer mandatario, mirando a la familia de Evans. El agente es sobrevivido por su esposa y dos hijos pequeños.

Biden, quien hizo mención de lo duro que fue enterrar a dos de sus hijos, expresó que su deseo para la familia es que, algún día, el recuerdo de Evans los haga sonreír antes de hacerlos llorar.

Más de Telemundopr.com

Mira aquí nuestra programación en vivo. Descarga nuestra aplicación móvil, disponible en el App Store y Google Play.

"Les prometo que [ese día] va a llegar. Simplemente, toma un tiempo. Toma un tiempo, pero cuando llegue, lo sabrán porque todavía sigue con ustedes. Él sigue con ustedes en sus corazones", dijo Biden.

Evans y otro oficial fueron atropellados por un hombre cerca del edificio federal el viernes 2 de abril. Según la versión oficial, el sospechoso, Noah Green de 25 años, embistió su vehículo contra los agentes, luego contra una barrera de seguridad junto al Capitolio, salió del auto con un cuchillo en la mano y corrió a atacar a los uniformados.

El presunto resposable fue abatido en la escena. El otro agente arrollado sobrevivió y salió del hospital días atrás.

La ceremonia de honores inició sobre las 10:30 a.m. Miembros de la Guardia Nacional hicieron fila en las calles y saludaron el coche fúnebre mientras este entraba al complejo del Capitolio. Los colegas del uniformado caído se reunieron en la plaza este del edificio federal, mientras sonaban las campanas de una iglesia en la distancia. Su familia, incluyendo sus dos pequeños, veían como subían el féretro por las escaleras de Capitolio.

Luego, el ataúd de Evans fue puesto en la Rotonda del Capitolio, donde se llevaba a cabo un velorio. Por el COVID-19, solo invitados pudieron asistir al evento.

Es la segunda vez este año que los restos de un oficial del Capitolio reciben honores dentro de palacio legislativo. En febrero, el primer mandatario, legisladores y otros rindieron tributos al agente Brian Sicknick, quien falleció tras ser agredido durante los disturbios del 6 de enero.

Días después del deceso de Evans, su familia se pronunció públicamente a través de un comunicado, describiendo al agente como un hombre cariñoso, gracioso y amiguero, que amaba a sus dos hijos sobre todas las cosas. 

“Billy era el mejor padre, hijo, hermano y amigo que cualquiera pudo haber pedido. Su muerte ha dejado un vacío en nuestras vidas que nunca será llenado”, dijeron. 

Contáctanos