Kentucky

Rescate: niña de 6 años llora al ser salvada luego que extraño se la llevó en su auto

Un testigo contó que un hombre salió y agarró a la niña "por el cuello, tiró la bicicleta, la puso en el asiento del pasajero y luego se fue".

Telemundo

LOUISVILLE, Kentucky. - Una niña de Kentucky de 6 años, que manejaba su bicicleta cuando un extraño la agarró y la metió en su auto, fue encontrada rápidamente, devuelta a su familia y un sospechoso fue acusado de secuestro gracias a las rápidas acciones de los vecinos y la policía, dijeron las autoridades.

Aquellos que presenciaron cómo sacaron a la niña de su vecindario de Louisville el 2 de julio llamaron rápidamente al 911 con una descripción detallada del vehículo y un número de placa parcial, dijo la portavoz de la policía Beth Ruoff a los medios de comunicación.

- Mira aquí nuestra programación en vivo. Descarga nuestra aplicación móvil, disponible en el App Store y Google Play -

Dijo que los agentes respondieron de inmediato y se desplegaron por el área. "No se puede llegar lo suficientemente rápido", informó el oficial Jason Burba, quien estuvo entre los que respondieron. “Los segundos parecen horas. Tu único pensamiento es llegar tan rápido como puedas".

La policía encontró un automóvil que coincidía con la descripción dada en 30 minutos y arrestó a Robby Wildt, de 40 años, quien fue acusado de secuestrar a un menor. Él se ha declarado no culpable.

El vecino Prentiss Weatherford, que fue testigo de cómo se llevaban al niño, le dijo a WHAS-TV que vio un automóvil doblar una esquina y estacionarse en el medio de la calle. Contó que un hombre salió y agarró a la niña "por el cuello, tiró la bicicleta, la puso en el asiento del pasajero y luego se fue".

Weatherford contó que persiguió al vehículo y pudo obtener un número de placa parcial. Cuando los oficiales encontraron el vehículo, el video de la cámara corporal muestra a Burba abriendo la puerta del lado del pasajero para encontrar a la niña llorando mientras el sargento Joe Keeling pone a Wildt bajo arresto.

"¡Quiero a mi papá!" decía la la niña llorando mientras Burba la sacaba del coche.

Los secuestros ejecutados por extraños son raros, dijo la policía. “Aunque no queremos que la comunidad se alarme, esta es sin duda una oportunidad educativa para que los padres recuerden a sus hijos que el 'peligro de los extraños' es real. Es importante hablar con sus hijos sobre cualquier adulto que intente usar una artimaña para atraerlos a sus vehículos o alejarlos de la vista del público ”, dijo Ruoff.

Ocurrió en Prairieville, Louisiana.
Contáctanos