Madre acusada de vender drogas a estudiantes en escuela católica

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    La mujer de Carmel Valley no podrá comunicarse con sus hijas. (Published viernes 20 de octubre de 2017)

    Una madre de Carmel Valley, al sur de San Diego, está involucrada en un escándalo de drogas que afecta a los estudiantes en Cathedral Catholic High School y varias otras escuelas en el área, de acuerdo con una carta enviada a los padres.

    Una denuncia penal le ha presentado 37 cargos a Kimberly Dawn Quach, de 48 años, de vender u ofrecer suboxone y Xanax a menores desde el 1 de enero hasta septiembre. Además se le acusa de haber dado al menos a 10 adolescentes marihuana para vender, empacar o transportar.

    "Pues espero que la metan en la cárcel y que hagan justicia”, dijo Brenda Chius, una residente de San Diego.

    “Creo que es realmente triste y me rompe el corazón que cualquier adulto venda drogas a un niño”, dijo Tene Williams.

    Williams es uno de los padres que recibió una carta de la escuela el viernes pasado.

    La carta se lee en parte:

    "Recientemente, el padre de un estudiante de CCHS fue arrestado y acusado de la venta y posesión de drogas ilegales y otras sustancias controladas. La investigación que provocó ese arresto está en curso y afecta a Catholic Cathedral y otras escuelas secundarias en el área.

    Como parte de ese esfuerzo, la Policía de San Diego y la Fiscalía están contactando directamente a varias familias de CCHS para pedir su ayuda. Los oficiales que trabajan en el caso creen que hay estudiantes de CCHS que pueden ser testigos o que pueden tener información que los ayudaría".

    Telemundo 20 trató de contactar a la inculpada yendo a su casa, sin embargo nadie respondió a la puerta.

    Un vecino recuerda haber visto a Quach arrestada allí a fines de septiembre.

    Múltiples vecinos recordaron las estridentes fiestas de adolescentes en su hogar, dejando preguntas persistentes sobre si la casa de Quach es el lugar mencionado en la denuncia que supuestamente solía vender, regalar y usar drogas.

    "Proteger a los estudiantes en Cathedral Catholic es nuestra máxima prioridad", dijo Kevin Eckery, vicerrector de la diócesis católica romana de San Diego. "Agradecemos la participación oportuna de la policía y la fiscalía del distrito, y seguiremos cooperando con las fuerzas del orden durante toda su investigación".

    El director de Canyon Crest dijo que su escuela no está involucrada.

    Telemundo 20 se ha acercado a otras escuelas y está esperando escuchar.

    Quach está en la cárcel con una fianza de $200,000. Ella y su abogado negaron las solicitudes de entrevistas el miércoles.