Colorado

Por no vacunarse: le niegan trasplante de riñón a una mujer que decidió ser fiel a su religión

Telemundo

Cuando una mujer de Colorado se enteró de que su hospital no aprobaría su cirugía de trasplante de riñón hasta recibir la vacuna contra el COVID-19, tuvo que tomar una decisión difícil que enfrentaba su salud contra sus creencias religiosas.

Leilani Lutali, una cristiana de nacimiento se decidió por su fe.

- Mira aquí nuestra programación en vivo. Descarga nuestra aplicación móvil, disponible en el App Store y Google Play -

A pesar de que tiene una enfermedad renal en etapa 5 que la pone en riesgo de morir si no consigue un riñón nuevo, Lutali de 56 años, dijo que no podía aceptar ser vacunada debido al papel que las células madre han desempeñado en el desarrollo de vacunas.

Leilani Lutali conoció a su donante, Jaimee Fougner, en un estudio bíblico hace solo 10 meses.

Fougner dice que no ha recibido la vacuna por motivos religiosos y Lutali no ha recibido la vacuna porque dice que hay demasiadas incógnitas. 

“Como cristiana, no puedo apoyar nada que tenga que ver con el aborto de bebés, y la santidad de la vida para mí es preciada”, dijo Lutali.

Las mujeres recibieron esta carta de UCHealth:

En la carta, los funcionarios dijeron que la mujer tenía 30 días para comenzar una serie de vacunas y de esa forma no ser eliminada de la lista de trasplantes de riñón.

“Dije que firmaría una exención médica, de todos modos, tengo que firmar una exención para el trasplante en sí, liberándolos de cualquier cosa que pueda salir mal ”, dijo Lutali. 

UCHealth implementó recientemente la política para proteger la salud de sus pacientes.

UCHealth requiere que los receptores de trasplantes estén vacunados porque corren un riesgo significativo de contraer COVID-19, además de ser hospitalizados y morir a causa del virus, dijo el portavoz Dan Weaver.

Los donantes no vacunados también podrían transmitir COVID-19 al receptor incluso si inicialmente dan negativo en la prueba de la enfermedad, dijo.

Más de 100 trabajadores de UC Health fueron despedidos luego de no haberse vacunado contra el COVID-19 o presentado una excusa médica o religiosa antes del primero de octubre como lo requería el mandato del hospital.

"Los estudios han encontrado que los pacientes trasplantados que contraen COVID-19 pueden tener una tasa de mortalidad del 20% o más", dijo Weaver.

Los centros de trasplante en Washington, Vermont, Massachusetts y Alabama tienen políticas que requieren que los beneficiarios estén vacunados, según informes de noticias.

Algunos sistemas de atención médica recomiendan encarecidamente la vacunación para los trasplantes, como Mayo Clinic y Sentara Healthcare, dos de las más grandes del país.

El programa de trasplantes de la Facultad de Medicina de la Universidad de Alabama en Birmingham solo recomienda que los donantes vivos reciban una vacuna, pero no la requiere para el proceso de donación.

El mejor momento para recibir la vacuna COVID-19 es antes de un trasplante de órgano. Si el tiempo lo permite, los pacientes deben recibir su segunda dosis de las vacunas disponibles al menos un par de semanas antes del trasplante para que su cuerpo tenga una buena respuesta inmune a la vacuna, dijo el Dr. Deepali Kumar, presidente de la Sociedad Estadounidense de Trasplantes.

Para Lutali, una reclutadora de empresas de tecnología, parece que su hospital insiste tanto en salvarla del COVID-19 que está dispuesta a dejarla morir al bloquear su cirugía de trasplante.

Lutali, que no pertenece a ninguna denominación, dijo que no vive con miedo a morir debido a su creencia en la otra vida. Está buscando otro hospital, posiblemente en Texas o Florida, donde pueda recibir un trasplante sin estar vacunada.

“Tengo la esperanza de que surja algo con lo que pueda vivir en términos de mis opciones”, dijo.

Contáctanos