Trump en Twitter

Twitter acusa a Ken Paxton de tomar represalias tras veto a la cuenta de Trump

Twitter alega que el Fiscal General de Texas, Ken Paxton busca castigarlo por desconectar la cuenta del expresidente, una decisión que la compañía de redes sociales dice que protege la libertad de expresión.

Telemundo

DALLAS.- Twitter presentó una demanda contra el Fiscal General de Texas, Ken Paxton, alegando que el republicano usó su oficina para tomar represalias por prohibir la cuenta del expresidente Donald Trump tras los disturbios en el Capitolio de Estados Unidos.

Días después de la violenta insurrección de enero, Paxton anunció una investigación a Twitter y otras cuatro importantes empresas de tecnología por lo que calificó como un acto coordinado para dejar al presidente sin redes. La oficina del fiscal general exigió que las empresas produjeran una variedad de registros relacionados con sus políticas de moderación de contenido y archivos de comunicaciones internas.

Más de Telemundopr.com

Mira aquí nuestra programación en vivo. Descarga nuestra aplicación móvil, disponible en el App Store y Google Play.

Twitter respondió el lunes con una demanda federal que alega que Paxton busca castigarlo por eliminar la cuenta de Trump, una decisión que la compañía de redes sociales dice que protege la libertad de expresión. Pide a un juez que declare que la decisión está dentro del ámbito de la Primera Enmienda y que, en esencia, detenga la investigación de Paxton.

"Paxton dejó en claro que utilizará todo el peso de su cargo, incluidos sus amplios poderes de investigación, para tomar represalias contra Twitter por haber tomado decisiones editoriales con las que no está de acuerdo", escribieron los abogados de la empresa en la demanda presentada en un tribunal del norte de California.

El contragolpe de Twitter se produce cuando los estados, además de los legisladores federales y los gobiernos fuera de los EEUU, están tomando medidas enérgicas contra las empresas de tecnología que consideran que han acumulado demasiado poder en la última década.

En diciembre, Paxton llevó a 10 fiscales generales republicanos a demandar a Google por presuntamente administrar un monopolio ilegal de publicidad digital en connivencia con Facebook.

Los políticos republicanos en aproximadamente dos docenas de estados también han presentado proyectos de ley que permitirían demandas civiles contra plataformas por lo que ellos llaman la “censura” de publicaciones. Casi siempre, esto significa lo que ven como la censura de los puntos de vista religiosos conservadores o cristianos.

Si bien no hay evidencia de que las empresas de tecnología estén sesgadas contra los conservadores, la narrativa ha sido popular entre los republicanos desde antes de que el presidente Trump fuera elegido y solo se hizo más fuerte a lo largo de su mandato. Trump fue expulsado de por vida de Twitter y suspendido temporalmente de Facebook después de incitar a los disturbios del 6 de enero en el Capitolio solo lo reforzó.

Al iniciar su investigación, Paxton citó la Primera Enmienda cuando dice que el destierro de Trump por parte de las empresas de tecnología "enfría la libertad de expresión" y "silencia por completo" a quienes no están de acuerdo con ellos.

Sin embargo, Twitter, así como las otras empresas a las que se dirigió Paxton, incluidas Facebook, Apple, Google y Amazon, es una empresa privada, por lo que la Primera Enmienda no se aplica a sus decisiones sobre qué material permitir en sus servicios. A diferencia del gobierno, Twitter puede silenciar a la gente.

Durante mucho tiempo, la compañía había otorgado a Trump y a otros líderes mundiales amplias exenciones de sus reglas contra los ataques personales, el discurso de odio y otros comportamientos. Pero después de que cinco personas murieron en el motín del Capitolio, la compañía dijo que los tuits de Trump equivalían a glorificar la violencia mientras circulaban en línea planes para futuras protestas armadas en torno a la toma de posesión del presidente electo Joe Biden.

La demanda de Twitter se produce cuando Paxton enfrenta otros desafíos legales, incluida una investigación del FBI sobre las afirmaciones de que usó su oficina para beneficiar a un donante adinerado.

También está a la espera de juicio por cargos de fraude de valores no relacionados que se remontan a 2015. Paxton se declaró inocente y el caso ha estado estancado durante años por impugnaciones legales.

Contáctanos