Hemet

Video: armada con una espada, mujer ahuyenta a hombres que “dijeron eran de Uber”

"Continuaron tratando de persuadirme para que abriera la puerta y fue muy extraño y sospechoso y la tercera vez dije, 'váyanse de aquí’”.

Telemundo

LOS ÁNGELES, California - Una mujer de Hemet confió en su intuición cuando extraños se acercaron a su puerta y trataron de convencerla de que eran un viaje de Uber que alguien había ordenado, por lo que los ahuyentó con una espada en un hecho captado en un video de vigilancia.

Todo comenzó cuando Brianna Wucetich vislumbró sus cámaras de vigilancia grabando a uno de los hombres mirando por la ventana de su minivan el domingo a las 8:30 p.m.

- Mira aquí nuestra programación en vivo. Descarga nuestra aplicación móvil, disponible en el App Store y Google Play -

"Había dos tipos al final de mi camino de entrada y dos muchachos que se acercaron a mi puerta y tocaron el timbre", dijo Wucetich.

"Salí para afuera bastante asustada, estaba temblando".

NBCLA borró los rostros de los hombres en el video porque Wucetich dijo que no cometieron un crimen en su casa.

Pero ella cree que estaban planeando hacer algo ilegal.

Con su esposo en el trabajo y su hija durmiendo en su habitación, dijo que no iba a abrir la puerta principal. En cambio, habló con los hombres a través de su sistema de vigilancia.

La policía investiga el asalto a dos negocios en el área de Beverly Hills el lunes por la mañana.

"Se habían hecho pasar por conductores de Uber, diciendo que estaban aquí por Ashley", dijo Wucetich.

"Pero usaron estos acentos gruesos realmente falsos, como si no estuvieras engañando a nadie, eso es falso".

"Continuaron tratando de persuadirme para que abriera la puerta y fue muy extraño y sospechoso y la tercera vez dije, 'váyanse de aquí'".

Ladrones de bancos armados con explosivos y fusiles de alto calibre hundieron en el terror a una ciudad de Brasil la madrugada del lunes, tomaron rehenes e incluso colocaron a algunos de ellos sobre los autos mientras escapaban.

Mientras los hombres se alejaban, ella abrió la puerta y les mostró un cuchillo, diciéndoles que salieran de su vecindario.

Cuando se alejaron, ella agarró la espada de artes marciales de su esposo y se dirigió a su camino de entrada para obtener una descripción del vehículo mientras la giraba para asegurarse de que los hombres supieran que tenía un arma.

"Lo balanceé como si supiera lo que estaba haciendo. Estaba bateando contra el suelo", dijo Wucetich.

Otro vecino pudo obtener la placa, por lo que Wucetich dice que se la dio a la policía de Hemet.

"Resulta que el vehículo era un alquiler de Hertz. No se puede usar Uber con un alquiler de Hertz", dijo.

Wucetich dijo que aunque se desconoce por qué estos hombres vinieron a su casa, todavía quiere advertir a otros propietarios que tengan mucho cuidado, por si acaso.

"Me podrían haber señalado por robo o algo peor", dijo. "Era bastante obvio que se trataba de un montaje, y era incompleto".

Contáctanos