inmigracion

La Corte Suprema aplaza la puesta en vigor de la política migratoria de Trump “Permanecer en México”

La orden del entonces presidente obligaba a miles de inmigrantes a esperar en México.

Telemundo

WASHINGTON - La Corte Suprema detuvo temporalmente la orden de un juez que habría obligado al gobierno a restablecer una política de la administración Trump que obliga a miles a esperar en México mientras buscan asilo en los EEUU.

El juez Samuel Alito emitió la suspensión temporal el viernes por la noche. Permanecerá en vigor hasta el martes por la noche para que el tribunal superior pueda considerar las presentaciones en el caso.

- Mira aquí nuestra programación en vivo. Descarga nuestra aplicación móvil, disponible en el App Store y Google Play -

Un juez federal de Texas había ordenado previamente que el programa, conocido informalmente como "Permanecer en México", se restableciera este sábado. La administración de Biden apeló a la Apelación del Quinto Circuito de EEUU en Nueva Orleans, y solicitó una demora en la reimplementación del programa, pendiente de apelación, pero eso fue denegado el jueves.

Formalmente conocido como los Protocolos de protección migratoria, la política requería que decenas de miles de migrantes que buscaban asilo en Estados Unidos regresaran a México. Tenía la intención de desanimar a los solicitantes de asilo, pero los críticos dijeron que les negaba a las personas el derecho legal a buscar protección en Estados Unidos y los obligaba a esperar en las peligrosas ciudades fronterizas mexicanas.

El juez de Texas, el juez federal de distrito Matthew J. Kacsmaryk, ordenó que se restableciera el programa en respuesta a una demanda presentada por los estados de Texas y Missouri, cuyos gobernadores han estado buscando restablecer algunas de las políticas antiinmigrantes de línea dura del gobierno. Administración Trump.

La administración Biden argumentó en escritos que el presidente tiene "autoridad clara para determinar la política de inmigración" y que el secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, tenía discreción para decidir si devolver a los solicitantes de asilo a México.

En su escrito ante la Corte Suprema el viernes, la administración argumentó que la política había estado inactiva durante más de un año y que su reinstalación abrupta "perjudicaría las relaciones de Estados Unidos con socios regionales vitales, interrumpiría severamente sus operaciones en la frontera sur". y amenazan con crear una crisis diplomática y humanitaria ".

La administración Trump dejó de usar en gran medida la política de "Permanecer en México" al comienzo de la pandemia, momento en el que comenzó a hacer retroceder a prácticamente todos los que cruzaban la frontera suroeste bajo un protocolo diferente, una orden de salud pública que permanece vigente. La administración Biden dijo que la política prepandémica había estado "en gran parte inactiva" durante meses incluso antes del brote de COVID-19.

El presidente Joe Biden suspendió el programa en su primer día de mandato y el Departamento de Seguridad Nacional lo puso fin en junio.

Texas y Missouri argumentaron que la administración Biden no había pasado por los procedimientos administrativos adecuados para poner fin a la política, un argumento legal que tuvo éxito repetidamente en algunos de los desafíos legales presentados contra las políticas de inmigración de la administración Trump.

Kacsmaryk fue nominado al banco federal por Trump. El panel del Quinto Circuito que dictaminó el jueves por la noche incluyó a dos nominados por Trump, Andrew Oldham y Cory Wilson, junto con Jennifer Walker Elrod, nominada a la corte de apelaciones por el presidente George W. Bush.

El Departamento de Justicia solicitó el viernes a la Corte Suprema federal posponer la implementación de una orden judicial que restablece una política del gobierno de Donald Trump que obligó a miles de personas a esperar en México mientras se procesaban sus solicitudes de asilo en Estados Unidos.

El juez federal de distrito Matthew J. Kacsmaryk ordenó la semana pasada que el programa, informalmente conocido como “Permanecer en México”, fuera restablecido el sábado.

El gobierno de Joe Biden apeló al 5to. Circuito de Apelaciones federal en Nueva Orleans y pidió que pospusiera la reimplementación del programa en lo que se resuelve una apelación, pero la petición fue denegada el jueves.

La política, formalmente conocida como los Protocolos de Protección al Migrante, requiere que decenas de miles de migrantes que solicitan asilo en Estados Unidos sean reenviados a México. Su objetivo era desalentar a las personas en busca de asilo, pero los críticos afirman que ha negado a las personas el derecho legal de buscar protección en Estados Unidos y los obligó a esperar en las peligrosas ciudades fronterizas de México.

Kacsmaryk ordenó que el programa fuera restablecido en respuesta a una demanda presentada por los estados de Texas y Missouri, cuyos gobernadores han buscado reinstaurar algunas de las políticas migratorias del gobierno de Trump.

El gobierno de Biden argumenta que el presidente tiene la “clara autoridad para determinar la política inmigratoria” y que el secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, tenía la facultad para decidir si regresar a las personas en busca de asilo a México.

En un escrito presentado a la Corte Suprema del viernes, el gobierno argumentó que la política llevaba más de un año inactiva y que reinstaurarla abruptamente “podría perjudicar las relaciones de Estados Unidos con socios regionales vitales, alterar severamente sus operaciones en la frontera sur y amenazar con crear una crisis diplomática y humanitaria”.

El gobierno de Trump en gran medida dejó de aplicar la política de “Permanecer en México” al inicio de la pandemia, momento en que comenzó a regresar a prácticamente a todos los que cruzaran la frontera suroeste bajo un protocolo diferente: una orden de salud pública que sigue vigente. El gobierno de Biden indicó que la política de antes de la pandemia ha estado “prácticamente inactiva” durante meses, incluso antes del brote de COVID-19.

Biden suspendió el programa en su primer día en la presidencia y el Departamento de Seguridad Nacional lo finalizó en junio.

Texas y Missouri argumentaron que el gobierno de Biden no había pasado por los procedimientos administrativos adecuados cuando puso fin a la ley, un argumento legal que resultó reiteradamente exitoso en algunas de las impugnaciones legales presentadas contra las políticas inmigratorias del gobierno de Trump.

Kacsmaryk fue nominado para la magistratura federal por Trump. El panel del 5to Circuito que falló la noche del jueves incluye a dos nominados de Trump: Andrew Oldham y Cory Wilson, junto con Jennifer Walker Elrod, nominada a la Corte de Apelaciones por el presidente George W. Bush.

Contáctanos