Coronavirus en EEUU

Biden urge a alcaldes y gobernadores a usar fondos de ayuda por el COVID-19 para seguridad

El millonario paquete de ayuda incluyó $350,000 millones para los gobiernos estatales y locales, dinero que podría destinarse a los Departamentos de Policía.

GETTY IMAGES

El presidente Joe Biden se reunió el viernes con alcaldes, jefes de policía y funcionarios públicos locales con quienes analizó cómo las ciudades están utilizando los fondos del paquete de ayuda por el coronavirus de $1.9 billones en programas de vigilancia y seguridad pública.

Por la tarde, Biden le pidió a los gobiernos estatales y locales que dediquen una mayor parte de sus gastos de este alivio económico por la pandemia a la seguridad pública.

- Mira aquí nuestra programación en vivo. Descarga nuestra aplicación móvil, disponible en el App Store y Google Play -

"A cada gobernador, alcalde, oficial de condado, les digo que la necesidad es clara y mi mensaje es claro: gasten este dinero ahora, usen estos fondos que los pusimos a vuestra disposición, prioricen la seguridad pública y háganlo antes de que inicie el verano, que es cuando el crimen resurge típicamente", dijo Biden en un acto en la Casa Blanca este viernes.

BIDEN MANTUVO UNA REUNIÓN CON ALCALDES Y AUTORIDADES LOCALES

El paquete de ayuda de 2021 incluyó $350,000 millones para los gobiernos estatales y locales, dinero que podría destinarse a los Departamentos de Policía. Tras la muerte de varios estadounidenses negros a manos de agentes del orden, algunos demócratas y activistas de derechos civiles han instado a recortar los presupuestos policiales.

Los legisladores republicanos han criticado a Biden en medio del aumento de los delitos violentos, a pesar de que el presidente ha dicho que cree que la policía necesita el dinero.

“La respuesta no es desfinanciar a la policía”, dijo Biden en su discurso sobre el Estado de la Unión en marzo. “Es financiar a la policía. Financiarla. Financiarla”.

Entre los funcionarios que se reunieron con Biden se encuentran los alcaldes y jefes de policía de Detroit, Houston, Kansas City, Missouri y Tampa, Florida. También asistirán los alcaldes de Tulsa, Oklahoma y Toledo, Ohio, al igual que funcionarios de Baton Rouge, Luisiana y el condado de Mercer, Pensilvania.

“Una de las razones por las que el presidente quiere hablar ahora es porque nos acercamos a otro verano y quiere enfatizar la prioridad de usar este dinero para la seguridad pública y la prevención de la violencia”, dijo un alto funcionario de la administración en una llamada con los periodistas.

Los registros del FBI publicados en septiembre pasado sugieren que Biden heredó un problema de delitos violentos. En 2020, el año anterior a que Biden asumiera la presidencia, los homicidios aumentaron casi un 30 % con respecto al año anterior, el mayor salto anual documentado por el FBI.

Hubo 21,570 asesinatos, la cifra más alta desde principios de la década de 1990, cuando los homicidios se mantuvieron por encima de los 23,000 al año.

Contáctanos