Tabasco

Policía de México reprime a obreros que protestaban por bajos salarios

Les lanzan desde gas lacrimógeno hasta balazos; hay varios heridos, pero el gobierno minimiza los hechos.

Telemundo

CIUDAD DE MÉXICO - Los trabajadores corrieron buscando refugio mientras las bombas de humo y gas lacrimógeno caían entre ellos.

La nube blanca llenó la entrada del lugar en el que están construyendo la refinería Dos Bocas, una de las obras prioritarias que Andrés Manuel López Obrador realiza en el estado de Tabasco, y en el que cientos de hombres efectuaban un paro exigiendo mejores salarios y condiciones laborales.

- Mira aquí nuestra programación en vivo. Descarga nuestra aplicación móvil, disponible en el App Store y Google Play -

"Comenzaron a dar el 'toletazo' a todos lados, cuando yo pase por aquí me rozó una granada de gas lacrimógeno la cabeza", relató uno de los trabajadores que participó en la protesta.

El empleado de la empresa que el gobierno mexicano contrató para realizar el proyecto forma parte del movimiento que inició el martes y cuenta que todo iba tranquilo hasta esta mañana cuando trataron de quebrar la valla de seguridad de los policías que vigilaban las instalaciones; entonces se desató el caos.

"A varios compañeros los golpearon, se los llevaron y otros empezaron a disparar, empezaron a tirar balazos y pues nos tuvimos que alejar", cuenta otro de los trabajadores.

Mientras huían para ponerse a salvo, transmitieron todo por sus celulares y atendieron a sus compañeros heridos, como uno que recibió un balazo.

"Empezaron a disparar, no era gas lacrimógeno, sino con su escopeta, la chaquetera que traen", asegura uno de ellos.

Jazive Pérez tiene la información.

Los que resultaron con lesiones más delicadas fueron trasladados a los hospitales de la zona.

Apenas en febrero, los trabajadores de esa construcción también realizaron un paro argumentando que no recibían lo justo por su trabajo, no les pagan horas extras y ni les daban equipos de protección

Pero entonces como hora, el presidente Andrés Manuel López Obrador atribuyó el problema a una disputa entre los líderes sindicales que, asegura, quieren tener el control.

"Que se porten bien, porque no es que se le esté pagando mal a los trabajadores, tienen sus prestaciones y sueldos justos", minimizó López Obrador lo ocurrido.

Por este día los inconformes se marcharon, pero aseguraron que a pesar de lo que ocurrió retomarán sus protestas.

Contáctanos