Policía destruye campos de amapola en Guerrero

Autoridades detectan que los plantíos se han recorrido hacia las partes bajas del estado.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    No es el camino recorrido, es el que falta por recorrer
    EFE
    Policías federales descubrieron en días recientes varios plantíos de amapola.

    Las autoridades mexicanas dicen que la producción de opio del país parece estar moviéndose en áreas más bajas y remotas después de que la policía federal reportara la destrucción de 375 acres (152 hectáreas) de campos de amapola en áreas rurales alrededor de Chilpancingo, capital del estado de Guerrero. 

    Los agricultores más arriba en las montañas de Guerrero han cultivado amapolas en pequeñas parcelas.

    Pero las redadas de erradicación en las últimas dos semanas encontraron campos más grandes en áreas más bajas en las montañas y más cerca de las carreteras y la capital del estado. 

    La policía federal dijo el jueves que las amapolas fueron erradicadas a mano, cortadas o arrancadas. Los agricultores se han opuesto a la fumigación aérea de herbicidas como el glifosato. 

    A principios de esta semana, la policía informó haber encontrado 220 libras (100 kilogramos) de pasta de opio escondida en sacos en una cueva en la misma área.