Otro duro golpe contra ISIS: ¿tendrá los días contados?

Aliados le arrebatan el mayor yacimiento petrolífero en Siria tras recaptura de Raqqa.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    No es el camino recorrido, es el que falta por recorrer
    EFE
    Combatientes de las Fuerzas de Siria Democrática (FSD) vigilan cerca de rotonda Al Na'im en el centro de Raqqa.

    Las fuerzas aliadas de Estados Unidos aseguraron el domingo que le arrebataron al grupo terrorista ISIS el control del mayor yacimiento petrolífero de Siria.

    Las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), lideradas por los kurdos y que se encuentran en una carrera con las fuerzas gubernamentales sirias respaldadas por Rusia para apoderarse de partes de la provincia de Deir el-Zour, rica en petróleo, aseguraron que tienen el pleno control del yacimiento de Al-Omar.

    Las FDS ya han expulsado a ISIS del principal yacimiento de gas natural de Deir el-Zour y de yacimientos petroleros pequeños. Las FDS agregaron que las fuerzas gubernamentales están a dos millas del yacimiento.

    El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos informó que las fuerzas progubernamentales se han retirado de la zona que rodea el yacimiento de Al-Omar después de ser fuertemente atacadas por los milicianos de ISIS. A principios de este mes, las fuerzas progubernamentales tomaron la ciudad de Mayadeen, justo al otro lado del río Éufrates.

    El grupo ISIS ha perdido la mayor parte del territorio que alguna vez tuvo en Siria y la vecina Irak.

    ISIS capturó Al-Omar en 2014, cuando el grupo se extendió por amplias zonas de Siria e Irak. Se estima que el yacimiento produce alrededor de 9,000 barriles al día, lo que lo convierte en una fuente clave de ingresos para los extremistas. Se desconoce su potencial actual, después de una serie de ataques de la coalición liderada por Estados Unidos contra las instalaciones petroleras controladas por ISIS.

    La televisora Al-Manar, operada por Jezbolá, dijo que la lucha por Al-Omar aún estaba en marcha y negó que las FDS la hayan capturado. El grupo miliciano libanés lucha junto a las fuerzas del presidente sirio Bashar Assad.

    ISIS ha sufrido una serie de reveses importantes en los últimos meses, entre ellos la pérdida de la ciudad siria de Raqqa, que fue proclamada por los extremistas como su capital, y la ciudad iraquí de Mosul.

    La mayor parte del territorio que ocupaba ISIS ha sido ocupado por una serie de fuerzas sirias e iraquíes.