Intruso bajo la piel: surgen más casos del parásito que vive en la playa