Coronavirus en Puerto Rico

Alertan sobre “inminente colapso” del sistema de salud de Puerto Rico

Exigen se declare la salud servicio esencial para poder cubrir sobre 500 plazas en Centro Médico y otras facilidades de salud del gobierno.

El presidente de la Unión General de Trabajadores, Gerson Guzmán alertó este sábado sobre el "inminente colapso" del sistema de salud en Puerto Rico debido al agotamiento físico, mental y falta de personal en los hospitales de la Isla para atender el ascenso de casos positivos de COVID-19.

A su vez, urgió al gobernador Pedro Pierluisi a declarar la salud como servicio esencial para poder cubrir las sobre 500 plazas vacantes en Centro Médico y otras facilidades de salud del Gobierno.

- Mira aquí nuestra programación en vivo. Descarga nuestra aplicación móvil, disponible en el App Store y Google Play -

“Se escucha en repetidas ocasiones, por diferentes fuentes y vías, que nuestro sistema de salud está colapsado. Aunque con toda honestidad no puedo aseverar esto en la actualidad, no es un secreto que vamos en ruta directa a esa realidad. Si bien es cierto que aún nuestro sistema de salud se encuentra operando, no es menos cierto que la única razón para esto obedece al compromiso, vocación y humanismo del personal que labora en cada una de las facilidades de salud del país. Si hoy en día nuestro sistema de salud no ha colapsado se lo debemos a los hombres y mujeres que día a día abandonan sus familias para brindarle a nuestro pueblo los servicios y cuidados de salud que necesitan. Este personal que hoy se encuentra agotado, fatigado y drenado física y mentalmente están dejando “el pellejo” y la vida por servir a nuestro pueblo”, destacó Guzmán López.

El presidente de la UGT, sindicato que agrupa a los trabajadores del Departamento de Salud, la Administración de Servicios Médicos (ASEM), los Hospitales Pediátrico y de Adultos, el Hospital Municipal, el Centro Cardiovascular en Centro Médico, ASSMSCA, HURRA Bayamón y múltiples facilidades de servicios de salud en la empresa privada, relató que, desde antes del paso del Huracán María, donde miles de puertorriqueños y profesionales de la salud emigraron del País, y ahora con la pandemia del COVID, ha denunciado insistentemente la falta de personal de enfermería y de servicios clínicos en Centro Médico y en toda la isla, pero insistió en que ninguna de las pasadas administraciones gubernamentales le ha dado valor a sus denuncias y reclamos.

“Con más de 500 plazas descubiertas en nuestro principal centro de salud, Centro Médico, no es difícil concluir que la falta de personal clínico en este centro es una radiografía de lo que ocurre en el resto de las facilidades de servicios de salud en nuestra isla. Lamentablemente, esta realidad la hemos denunciado públicamente en un sin número de ocasiones y ha sido ignorada por las pasadas administraciones. Luego de firmada la Ley 66 de 2014, bajo la gobernación de Alejandro García Padilla, todas las plazas que quedan descubiertas en el Gobierno de Puerto Rico son congeladas, inclusive, las de los hospitales. Peligrosa e irresponsablemente, las facilidades de servicios de salud han venido operando con déficit de personal y ante solicitudes de autorización de plazas para reclutamiento de este personal esencial, la OGP las deniega y cada día se acrecienta la carga de trabajo del personal activo. Hubiéramos pensado que las administraciones gubernamentales subsiguientes detendrían este sin sentido y legislaría para corregir esta situación, pero, por lo contrario, sometieron y aprobaron leyes punitivas para toda la clase trabajadora y profundizaron aún más la crisis del personal del gobierno. Un ejemplo de ello son las leyes 3, 4, 8, 26, y otras de 2017 de Ricardo Roselló Nevárez”, añadió.

Guzmán López resaltó que la llegada del COVID-19 develó la crisis de falta de personal en los hospitales de la isla con un mayor efecto en el personal de enfermería. Puntualizó que es un personal mal pagado, con reducciones en la acumulación de días para vacaciones y de enfermedad y que se encuentra actualmente laborando jornadas extensas de trabajo de hasta 12 y 16 horas, con variantes de días consecutivos y el agravante de poco tiempo para descanso apropiado.

“Este ha sido el escenario real de nuestros trabajadores de la salud por el pasado año y nueve meses. Todo esto lo hemos denunciado y nuevamente, se hacen de la vista larga. Escuchar a representantes del gobierno llamar “héroes” a los trabajadores de la salud nos crea sentimientos encontrados. No es llamarlos “héroes”, es tratarlos digna y justamente, ¡es tratarlos con respeto!, insistió.

El líder sindical requirió al gobernador declarar la salud como servicio esencial tal como establece la ley PROMESA para que puedan asignar el presupuesto necesario y reclutar el personal que se necesita para evitar el inminente colapso del sistema de salud en Puerto Rico ya que la salud del pueblo es un derecho y no un privilegio.

“Entienda señor Gobernador que sin salud no tenemos nada. Tal como hemos reclamado en el pasado, es hora ya de que declare la salud servicio esencial. Proteja los servicios de salud de nuestro pueblo, bríndele los recursos económicos que se requieren para reclutar el personal necesario.  Los hospitales de nuestra isla pueden tener las camas abiertas, los cuartos de intensivo necesarios, los respiradores suficientes, pero, sin personal que brinde los servicios, veremos morir más hermanos puertorriqueños y más compañeros en el ejercicio de sus funciones. Una vez más, declare la salud como servicio esencial. La falta de personal de salud se ha convertido en un atentado contra la salud y vida de nuestros trabajadores y del pueblo en general.

Contáctanos