Puerto Rico

Gobierno declara emergencia ecológica por crisis de corales

Asigna $1 millón para evitar la propagación de la enfermedad de pérdida de tejido de corales duros.

Ante la propagación de la enfermedad de pérdida de tejido de corales duros, lo que representa una amenaza directa para el ambiente y la economía de la Isla, el gobernador Pedro Pierluisi Urrutia, declaró este lunes una emergencia ecológica y ordenó al Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA) a tomar las medidas necesarias al respecto.

“Hay que poner esta situación en el contexto de los desastres naturales que hemos tenido, la crisis económica y la pandemia. Todo esto ha impedido una respuesta adecuada para mitigar la enfermedad de la pérdida de tejido de coral duro (Stony Coral Tissue Loss Disease (SCTLD, por sus siglas en inglés) que se está propagando rápidamente. Hay que resaltar que los corales son esenciales para nuestra vida marina y garantizan un ecosistema para peces y otras especies que apoyan nuestra seguridad alimentaria”, estableció el gobernador en conferencia de prensa.

Más de Telemundopr.com

Mira aquí nuestra programación en vivo. Descarga nuestra aplicación móvil, disponible en el App Store y Google Play.

Es albergue del coral cuerno de alce que está en peligro de extinción.

Recordó que durante sus años como comisionado residente radicó un proyecto para proteger los corales del blanqueamiento y aseguró fondos de la Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés) para apoyar las acciones del DRNA y organizaciones ambientales en la Isla.

Mencionó que en la Orden Ejecutiva (OE) 2021-66 autorizó al Comité de Supervisión de Desembolsos, creado el año pasado, a que asigne 1 millón de dólares al DRNA de la partida de 10 millones de dólares de fondos federales provenientes del Plan de Rescate Americano (ARPA, por sus siglas en inglés) que se separaron para iniciativas de conservación y recursos naturales. Además, el gobernador anunció otras medidas a favor del ambiente como un acuerdo para la conservación de los ecosistemas de la costa de la Isla y la asignación de otro millón de fondos federales para que el DRNA, en conjunto con entidades sin fines de lucro ambientales, se involucren en la siembra y mantenimiento de árboles.

“Los corales representan una protección necesaria para minimizar la vulnerabilidad de nuestras zonas costeras, que se han visto tan afectadas por el cambio climático y los huracanes. También, nuestros arrecifes de coral son parte integral de nuestro atractivo turístico, lo cual tiene implicaciones de desarrollo económico. Como ven, son muchas las implicaciones que tiene la pérdida de nuestros corales, por lo que tomar acción es necesario”, informó Pierluisi durante la conferencia de prensa en la que agradeció al catedrático de la Universidad de puerto Rico (UPR), biólogo marino y microbiólogo, doctor Edwin Hernández Delgado por sus recomendaciones y colaboración.

Biólogos hacen llamado para cuidarlos y evitar que desaparezcan múltiples especies marinas.

Se estima que Puerto Rico cuenta con unos 2,630 kilómetros cuadrados de fondos sumergidos llanos donde se encuentran los arrecifes de coral, praderas de hierbas marinas, fondos arenosos y otros hábitats. De esta área, 245 kilómetros cuadrados son arrecifes de coral donde habitan más de 40 especies de corales duros. Además, los arrecifes de coral proveen protección costera frente al aumento de los fenómenos meteorológicos extremos, reducen los riesgos de inundaciones y protegen la infraestructura costera.

Se desprende de la OE que la enfermedad de la pérdida de tejido de coral duro afecta al menos 22 especies de corales duros en los arrecifes y puede matar colonias de coral de cientos de años en tan solo unos meses. Además, se indica que a finales de 2019 se reportó en Culebra la enfermedad de la pérdida de tejido de coral duro la cual se propaga de este a oeste “con gran velocidad”. Que las amenazas a los arrecifes de coral han incrementado en las pasadas décadas impulsadas por varios estresores locales como son las fuentes de contaminación terrestre, prácticas insostenibles de pesca y encallamientos, así como aquellos a nivel regional y global asociados al cambio climático como el calentamiento del agua, acidificación del océano y enfermedades de coral.

Te contamos los detalles.

Ante esto, el primer mandatario ordenó a todas las agencias que posean unidades marítimas a que junto al DRNA adiestren a los buzos que estén dentro de su matrícula con el tema de la enfermedad de pérdida de tejido de coral duro y como proveer su tratamiento. También, a apoyar las acciones del gobierno y otras organizaciones en el tratamiento de corales, identificar los recursos para apoyar los trabajos de aplicación de tratamiento (buzos, tanques de oxígeno y neveras) y proveer los recursos financieros disponibles para asistir los trabajos de los grupos de interés-voluntarios y organizaciones científicas en Puerto Rico que llevan a cabo trabajos de investigación y aplican tratamiento a los corales.  De igual forma, se coordinará con voluntarios de escuelas y casas de buzos para adiestrarlos, así como integrar a los grupos de interés, organizaciones científicas, la academia e investigadores que tienen la experiencia mayor en este esfuerzo.

Sobre asignaciones presupuestarias, y por recomendación de Hernández Delgado, así como del DRNA, esta agencia podrá utilizar el millón de dólares federales asignados para gastos elegibles, conforme con las normas establecidas por el Departamento del Tesoro federal y con las guías que establezca el Comité de Supervisión de Desembolsos. Este Comité está integrado por el director ejecutivo de la Autoridad de Asesoría Financiera y Agencia Fiscal (AAFAF), Omar Marrero, el secretario del Departamento de Hacienda Francisco Parés y el director de la Oficina de Gerencia y Presupuesto (OGP), Juan Carlos Blanco.

Como parte de las guías presupuestarias se considerarán la adquisición de materiales que permitan las actividades de tratamiento (base y antibiótico) y la compra de equipo y servicios. También, se considerará el desarrollo de un inventario actualizado de dónde se está propagando la enfermedad para priorizar el tratamiento y así aumentar el monitoreo de los corales infectados para poder implementar los tratamientos con antibióticos y restaurar arrecifes de coral con métodos de microfragmentación y cultivo de fragmentos de corales saludables.

Más de Telemundopr.com

Mira aquí nuestra programación en vivo. Descarga nuestra aplicación móvil, disponible en el App Store y Google Play.

Contáctanos