Puerto Rico

Guardia Nacional no podrá distribuir ni administrar vacunas contra el COVID-19

CDC le retira el permiso.

Archivo

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) retiraron el permiso que tenía la Guardia Nacional de Puerto Rico para distribuir y administrar vacunas contra el COVID-19.

Según una carta con fecha de este lunes, 6 de diciembre de 2021, la directora del CDC, Kristin Pope, tomó la determinación tras conocer que la Guardia Nacional vacunó a menores de 16 años, antes de que la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA) lo autorizara.

- Mira aquí nuestra programación en vivo. Descarga nuestra aplicación móvil, disponible en el App Store y Google Play -

En el documento publicado por El Nuevo Día, Pope indica que el CDC dará a la Guardia Nacional las instrucciones para entregar las dosis que tenga en su poder.

La misión de la Guardia Nacional culminaba el 31 de diciembre.

Puerto Rico supera a todos los estados, con 81% de la población con la serie completa.

El 20 de julio de 2021, el ayudante general de la Guardia Nacional, José Reyes, confirmó que habían vacunado a unos 65 menores antes de lo permitido.

“Cuando llegaron niños que tenían 11 años y les faltaban días o semanas para cumplir 12, esa fue la interpretación. Que cómo cumplían 12 años en cuestión de días o semanas, pues se le procedía a vacunar. Ninguno de ellos era menor de 11 años”, dijo en ese momento el general Reyes.

REACCIONA EL DEPARTAMENTO DE SALUD

El Departamento de Salud (DS) informó este martes -tras conocerse la determinación de los CDC- que retomará la tarea de distribución y administración de vacunas contra el COVID-19.

Los proveedores certificados y autorizados por el DS estarán recibiendo los productos biológicos necesarios para continuar el esfuerzo y aumentar la cobertura de vacunación, se informó en comunicado de prensa.

Anteriormente, la distribución de las vacunas contra el COVID-29 le había sido delegado a la Guardia Nacional.

“Por el pasado año, hemos contado con la activa colaboración de la Guardia Nacional de Puerto Rico en la distribución y administración de vacunas, esfuerzos que nos permitieron atender el inicio de la inoculación. Ahora, estamos tomando el control de la logística de recibo y entrega para continuar avanzando en la vacunación y en los refuerzos. Estaremos garantizando la continuidad de los servicios y promoviendo la accesibilidad de la vacuna a la población hábil, a través de los proveedores, como lo hemos hecho hasta ahora. El Departamento de Salud tiene un largo historial efectivo de administración de vacunas en Puerto Rico y es apropiado que, ya habiendo pasado casi un año del proceso de vacunación, sea el DS quien lidere todas las estrategias”, insistió la principal oficial médico del DS, Iris Cardona. 

“Conocemos de la investigación sobre incidentes aislados de vacunación a menores, por lo que seguimos siendo celosos y sobre todo rigurosos en la fiscalización de los procesos que llevan a cabo todos nuestros proveedores. Es sumamente importante el cumplimiento de los requisitos del Programa de Vacunación y toda la reglamentación del Gobierno Federal”, concluyó Cardona.  

El Departamento de Salud indicó que no estará emitiendo comentarios adicionales sobre el tema.

Contáctanos