Coronavirus en Puerto Rico

Guardia Nacional cierra portones del Coliseo Pedrín Zorrilla en Hato Rey

Tras alcanzar la capacidad de vacunación contra el COVID-19.

Telemundo

Los portones de la entrada del Coliseo Pedrín Zorrilla en Hato Rey fueron cerrados por la Guardia Nacional de Puerto Rico, tras alcanzar la capacidad de vacunación contra el COVID-19, que deben ser administradas solo a profesionales de la salud que no trabajan en hospitales.

Según se informó, esperan vacunar cerca de 1,500 profesionales.

Desde temprano en la madrugada del miércoles, cientos de conductores llegaron a los alrededores del coliseo, ocasionando gran congestión de tránsito en el Expreso Las Américas, e incluso pasada las rampas de la Avenida Roosevelt y Plaza Las Américas.

El martes la Guardia Nacional de Puerto Rico (GNPR) anunció que iniciará la Fase 1A del proceso de vacunación a los profesionales de la salud que no trabajan en hospitales, al abrir el primer centro de vacunación regional en el Coliseo Pedrín Zorrilla.

“Abrimos el primer centro regional de vacunación en el Coliseo Pedrín Zorrilla y en días subsiguientes estaremos abriendo otros centros en Caguas, Arecibo y Ponce. Estos centros de vacunación están dirigidos para los profesionales de la salud que no trabajan en los hospitales como por ejemplo médicos privados, dentistas, empleados de laboratorios clínicos, entre otros”, explicó en comunicación escrita el Ayudante General de la GNPR, el General de División Jose Reyes.

Según el líder de la mayoría de la Cámara de Representantes, Steny Hoyer, los demócratas de la Cámara intentarán aprobar un proyecto de ley independiente para proporcionar pagos directos de $2,000 a los estadounidenses como lo solicitó el presidente.

Según informó Reyes, el centro de vacunación de Caguas estará ubicado en el Centro de Bellas Artes, en Arecibo estará ubicado en el Coliseo Manuel “Petaca” Iguina, mientras que en Ponce está proyectado como centro de vacunación el Coliseo Salvador Dijols.

El Ayudante General indicó que para esta vacunación se utilizaron las vacunas de la farmacéutica Moderna al igual que para los Centros de Diagnóstico y Tratamiento, los Centros 330, los centros HIPPA y para el Colegio de Médicos y Cirujanos de Puerto Rico.

“En base a que ha habido una merma en el flujo de la vacuna de Pfizer a nivel de Estados Unidos, tuvimos que ajustar nuestra logística y en vez de empezar este miércoles con personal de primera respuesta, continuamos con los profesionales de la salud en estos cuatro centros ya que ellos son los que están en esa primera línea de batalla”, indicó Reyes.

La distribución y administración de la vacuna se lleva a cabo en tres fases como fue establecido por el Centro de Control de Enfermedades debido a la disponibilidad de dosis de vacunas iniciales. La Fase 1A incluye a los trabajadores de hospitales, profesionales de la salud, así como a personas que trabajan y viven en hogares para envejecientes y centros de cuidado prolongado. La Fase 1B incluye a los primeros respondedores como la Policía, Bomberos, el 911, Emergencias Médicas y Manejo de Emergencias, entre otros. La Fase 1C incluye a personas con enfermedades crónicas y aquellos que están inmunocomprometidos, así como también empleados del Departamento de Educación y trabajadores esenciales como el personal de la Autoridad de Energía Eléctrica, la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados y los farmacéuticos.

El lunes, la Guardia Nacional de Puerto Rico recibió 47,500 dosis de la vacuna de Moderna de las cuales 20,000 están disponibles para iniciar la vacunación en el centro de vacunación establecido en el Pedrín Zorrilla y otros centros de vacunación regional.

Más de Telemundopr.com

Mira aquí nuestra programación en vivo. Descarga nuestra aplicación móvil, disponible en el App Store y Google Play.

Contáctanos