Auspiciado

Importante la planificación de comidas para pacientes de diabetes

Toma en cuenta estos consejos.

La dieta es una parte sumamente importante en la lucha para controlar la diabetes. Tener un plan de comidas para establecer cuándo, cuánto y qué comer puede ser muy beneficioso para mantener niveles saludables de azúcar en la sangre.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), para evitar niveles altos o bajos de azúcar en la sangre, debes comer con regularidad y de forma balanceada. Además, contar carbohidratos y usar el método del plato son dos herramientas comunes que también pueden hacer que la planificación de las comidas sea más fácil.

- Mira aquí nuestra programación en vivo. Descarga nuestra aplicación móvil, disponible en el App Store y Google Play -

Al establecer el plan, los CDC recomiendan:

  • Incluir verduras sin almidón, como brócoli, espinaca y habichuelas verdes
  • Evitar el pan blanco, arroz y pasta que contengan menos de 2 gramos de fibra por ración
  • Enfocarse lo más posible en alimentos enteros en lugar de alimentos procesados

Debes tener en cuenta que:

  • Los carbohidratos hacen subir los niveles de azúcar en la sangre.
  • La rapidez con la que el azúcar en la sangre sube, dependerá de lo que coma y con qué lo acompañe. Por ejemplo, tomar jugo de fruta hace subir el nivel de azúcar en la sangre más rápido que comer frutas enteras.
  • Comer carbohidratos con alimentos que tienen proteína, grasas o fibra hace que el azúcar en la sangre suba más lentamente.

Contar carbohidratos

Llevar la cuenta de cuántos carbohidratos come y fijar un límite para cada comida puede ayudarte a mantener el nivel de azúcar en la sangre dentro de su margen objetivo.

El método del plato

El método del plato es una forma visual y simple de asegurarse de comer suficientes verduras sin almidón y proteínas magras mientras que come una cantidad limitada de los alimentos que contienen más carbohidratos y que más afectan los niveles de azúcar en la sangre.

Los CDC recomiendan comenzar con un plato de 9 pulgadas:

  • Llena la mitad con verduras sin almidón, como ensalada, habichuelas verdes, brócoli, coliflor, repollo y zanahorias.
  • Llena un cuarto del plato con una proteína magra (poca grasa), como pollo, pavo, frijoles, tofu o huevos.
  • Llena un cuarto con carbohidratos. Los alimentos con mayor contenido de carbohidratos incluyen los granos, las verduras con almidón (como las papas), el arroz, la pasta, los frijoles, las frutas y el yogurt. Una taza de leche también cuenta como alimento con carbohidratos.

Acompaña la comida con agua o una bebida de bajas calorías, como té frío sin azúcar.

Al comer fuera de casa

Mucho cuidado al comer en restaurantes, pues muchas veces sirve entre tres y cuatro raciones en un mismo plato. Los estudios realizados muestran que las personas tienden a comer más cuando les sirven más comida; por eso, es realmente importante mantener el control de las porciones para manejar el peso y el nivel de azúcar en la sangre.

Un consejo de los CDC: Si sales a comer, pide que separen la mitad de la comida para llevar a casa y disfrutarla después.

Contáctanos