Puerto Rico

Se declaran no culpables acusados por secuestro en El Hipopótamo

Permanecerán encarcelados sin derecho a fianza.

Luis Aulet Maldonado y Luis Cabán Nieves -acusados por el secuestro de tres personas en el restaurante El Hipopótamo que culminó con la muerte del menor Jesús Francisco Pérez- permanecerán presos sin derecho a fianza.

Ambos, en vistas separadas, se declararon no culpables.

- Mira aquí nuestra programación en vivo. Descarga nuestra aplicación móvil, disponible en el App Store y Google Play -

Las autoridades federales también acusaron a Geofley Jomar Pérez, quien permanece fugitivo. Existe una orden de arresto en su contra, por violaciones a las condiciones de su libertad condicionada, en otro caso.

Geofley Jomar Pérez, uno de los sospechosos del crimen.

GRAN JURADO EMITE PLIEGO ACUSATORIO

Un gran jurado federal emitió el jueves un pliego acusatorio contra los imputados.

Los acusados enfrentan cargos por carjacking resultando en muerte, secuestro resultando en muerte y disparar un arma cometiendo un crimen violento.

En la vista inicial, se informó que se activó el protocolo de pena de muerte, al ser un caso elegible para esa condena.

DECLARACIÓN JURADA DEL FBI

Una declaración jurada del Negociado Federal de Investigaciones (FBI) confirmó que el menor Jesús Francisco Pérez, quien fue secuestrado y asesinado el pasado 31 de octubre, falleció por un disparo que recibió en la van blanca que utilizaron los secuestradores.

"La víctima 2 relató que uno de los sospechosos disparó una pistola Glock mientras la víctima 2 hablaba con su padre por teléfono. Tras el disparo del arma por uno de los sospechosos en la camioneta blanca, la víctima 2 observó que la víctima 3 (el menor) había sido alcanzado por una bala o un fragmento y comenzó a sangrar", lee el documento.

Jesús Francisco recibió un disparo dentro de la van blanca. El mismo, no iba dirigido hacia él.

El documento es la primera versión oficial de cómo ocurrió el secuestro del menor, de Juan Almeida, quien es dueño del negocio El Hipopótamo, y una tercera víctima que no fue identificada. Según el relato, la negociación del pago de la recompensa para liberar al trío se llevaba a cabo con el padre de la víctima sin identificar.

Mientras estaban en custodia de los secuestradores, estos ordenaron a la víctima a realizar una llamada a un empleado de El Hipopótamo para ordenarle que accediera a la caja fuerte del restaurante, mientras su padre continuaba negociando bajo la supervisión del FBI.

Se realizaron negociaciones para colocar un pago de rescate en las cercanías del restaurante. Un rastreador de GPS estaba integrado en la bolsa de plástico negra donde estaba el dinero, la cual se colocó fuera del local.

Luego que se colocara el dinero en el lugar, agentes del FBI observaron una Mitsubishi Outlander blanca dando vueltas por el área. Luego que los secuestradores se detuvieran a recoger el dinero, fueron seguidos por los agentes.

Posteriormente, las tres víctimas fueron liberadas en un puesto de gasolina Puma ubicado en la PR-1, cerca de Caguas. Cuando las autoridades llegaron el lugar, se percataron que Jesús Francisco había fallecido.

El GPS finalmente fue rastreado hasta una ubicación en Barrio Obrero en el área de Calle Rosal, cerca del Residencial Las Margaritas. Los agentes de la FBI obtuvieron un video de seguridad de una residencia cercana y observaron a los cuatro sospechosos salir de una Mitsubishi Outlander blanca con bolsas negras y entrar a una residencia.

Mira aquí el documento:

FBI- Secuestro Hipopótamo by Taiyania K. Rosado Pagán on Scribd

SE ENTREGAN LOS SOSPECHOSOS DEL SECUESTRO

El Agente Especial a Cargo de la Oficina de San Juan del Negociado Federal de Investigación (FBI, por sus siglas en inglés), Joseph González, anunció el 3 de noviembre -en comunicado de prensa- el arresto de Aulet Maldonado, Jomar Pérez y Cabán Nieves .

Sin embargo, González indicó que más personas estuvieron involucradas en el crimen. "El de las chanclas", dijo, que aparece en el video de seguridad divulgado, no habría sido parte del secuestro. Se indicó que es hermano de uno de los sospechosos.

"Tenían buenas razones para entregarse", dijo el jefe del FBI sobre dos de los sospechosos.

Aulet Maldonado, Cabán Nieves and Pérez fueron acusados mediante una querella, emitida por el Juez Magistrado de los Estados Unidos Marshal D. Morgan, por violaciones al Título 18, Código de los Estados Unidos, Secciones 2119(3) (carjacking resultando en una muerte), 1201 (secuestro resultando en una muerte), 924(c)(1)(A)(iii) (descargar un arma de fuego durante la comisión de un crimen violento), y 924(j) (ocasionar la muerte a una persona mediante el uso de un arma de fuego) por eventos que ocurrieron el 31 de octubre de 2021 en San Juan, Puerto Rico.  

Geofley Jomar Pérez sigue prófugo.

Como resultado de los arduos esfuerzos investigativos por personal de ley y orden del FBI San Juan, US Marshals y la Policía de Puerto Rico, en combinación con esfuerzos de publicidad investigativa agresivos, dirigidos por el FBI, Luis Cabán Nieves se entregó el 2 de noviembre de 2021 en la Oficina del FBI San Juan. Siguiendo sus pasos, Luis Aulet Maldonado se entregó en la tarde del 3 de noviembre del 2021. Geofley Jomar Pérez permanece fugitivo.

El enjuiciamiento de este caso está a cargo del Fiscal Federal Jonathan Gottfried de la Sección de Crímenes Violentos y es investigado por la Oficina del FBI en San Juan.  El FBI desea agradecer a los compañeros del US Marshal Service y el Negociado de la Policía de Puerto Rico, por su continuo apoyo a la misión del FBI y su asistencia en este caso. 

Los sujetos se podrían enfrentar a cadena perpetua, incluso, la pena de muerte.

 “Nada nos puede devolver a un ser querido, pero esta noche le brindamos un poco de clausura a las víctimas de este terrible crimen” dijo González.

El jefe del FBI no quiso especificar quién disparó el arma que provocó la muerte de Jesús Francisco. Solo dijo que cuando las otras víctimas del secuestro fueron liberadas, el joven ya había sido baleado.

“Extiendo un agradecimiento especial y mi apreciación a los miembros de la prensa por su labor de diseminar las imágenes y el video que compartimos y, a los cientos de personas que llamaron con información. No lo hubiésemos logrado sin su ayuda”, añadió.

La mujer pasó por el doloroso proceso de identificar a su hijo, Jesús Francisco.

Contáctanos