Crimen en Puerto Rico

Sentencian a exdirectores de Obras Públicas de Guayama y Cataño por aceptar sobornos

Ramón Conde Meléndez deberá cumplir con dos años de prisión, mientras que Pedro Marrero Díaz con dos años y seis meses.

prgenerica corte

Las autoridades federales anunciaron este jueves que el exdirector de Obras Públicas del Municipio de Guayama, Ramón Conde Meléndez y el exdirector de Obras Públicas de Cataño, Pedro Marrero Miranda, fueron sentenciados por su participación en esquemas de soborno separados en los que recibieron pagos en efectivo a cambio de aprobar pagos de facturas para una empresa de asfalto y pavimentación.

Conde Meléndez deberá cumplir con dos años de prisión, mientras que Marrero Díaz con dos años y seis meses.

Conde Meléndez, de 56 años, fue director de Obras Públicas en el municipio de Guayama desde 2013 hasta 2022.

Lcdo. Osvaldo Carlo explica el proceso al que se enfrenta ahora Félix "El Cano" Delgado.

En 2019 y 2021, Conde Meléndez recibió pagos en efectivo de un individuo (Individuo A) a cambio de certificar que la empresa de asfalto y pavimentación (Empresa A) realizó obras de asfalto en el municipio. La certificación se requería para la aprobación de facturas de pagos del municipio de Guayama a la Empresa A. En 2019 y 2021, Conde Meléndez recibió pagos de sobornos, equivalentes a $1 por cada metro cuadrado de asfalto removido por la Empresa A, que sumaron más de $15,000.

Además de la pena de prisión, fue condenado a dos años de libertad supervisada.

En mayo de 2022, Conde Meléndez se declaró culpable de conspiración para cometer sobornos en programas federales.

Hizo pública su renuncia tras la vista del tribunal federal.

Mientras, Marrero Miranda de 54 años, fue director de Obras Públicas en el municipio de Cataño desde 2017 hasta 2021. En 2019, 2020 y 2021, Marrero-Miranda acordó recibir y recibió pagos en efectivo del Individuo A y otro individuo (Individuo B) a cambio de la distribución de proyectos de remoción de asfalto por parte del municipio de Cataño a la Empresa A, y la certificación de facturas por pagos del municipio de Cataño a la Empresa A.

Específicamente, Marrero Miranda recibió múltiples pagos de sobornos equivalentes a aproximadamente $1 por cada metro cuadrado de asfalto removido por la Empresa A en el municipio de Cataño, lo que sumó más de $40,000.

Además de la pena de prisión, fue condenado a tres años de libertad supervisada. En junio de 2022, Marrero Miranda se declaró culpable de conspiración para cometer sobornos en programas federales.

La Oficina de Campo del FBI en San Juan investigó los casos.

Contáctanos