Vitamina B-12: ¿sirve o no para perder peso?