El cáncer es más posible entre quienes duermen poco

La ruptura del ciclo del sueño es el origen de la aparición de diversas dolencias.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    A menos horas de sueno mas riesgo de cancer

    Un especialista nos explica lo que pasa en el organismo si no cumple con el descanso debido (Publicado lunes 5 de febrero de 2018)

    Los más diversos estudios relacionados con los hábitos del sueño señalan que aquellas personas que duermen menos de ocho horas al día son más propensos a sufrir enfermedades, entre las más comunes, el cáncer.

    El consejo generalizado tiene que ver con la necesidad de descansar al menos siete horas al día, para evitar la aparición y desarrollo de dolencias como la diabetes, hipertensión y tumores malignos.

    El organismo tiene ciclos y 8 tienen que ser para descansar. El organismo se prepara para descansar en las 3 primeras horas del sueño y bajan las actividades cerebrales. Esas tres primeras horas son clave. A partir de esas horas el organismo comienza a descargar hormonas que se encargan de la producción de glóbulos rojos, fortificación y crecimiento de los huesos y la testorona, que influye en la vida sexual pero también guarda relación con el sistema inmunológico y su funcionamiento.

    Las últimas horas también son importantes, porque al final del sueño se libera el cortisol, una hormona que nos hace recuperarnos y a funcionar con optimismo. Pero lo más importante es que según estudios recientes, se liberan mecanismos que luchan con la aparición de tumores malignos.

    Romper lo que se conoce como el ciclo circadiano, que es tiempo de reparación de nuestras células durante el sueño, afecta a los genes del organismo y algunos de ellos ayudan a eliminar las células cancerígenas y en los hombros se produce impotencia, debido a la poca producción de testosterona. En los niños, puede obstaculizar el proceso de crecimiento.

    Si una persona no duerme suficiente, no le da tiempo al cortisol para que se libere, lo que impide el funcionamiento adecuado de las funciones. En resumen, un sueño deficiente aumentará el riesgo de accidentes pues se pierde la capacidad de concentración.