Coronavirus en EEUU

Estados piden al gobierno federal que les envíe menos vacunas al bajar interés por las dosis

Telemundo

MADISON - Los estados pidieron al gobierno federal esta semana que retenga cantidades asombrosas de la vacuna contra COVID-19 en medio de la caída en picada de la demanda de inyecciones, lo que contribuye a una creciente reserva de dosis en Estados Unidos.

Desde Carolina del Sur hasta Washington, los estados solicitan que la administración de Biden les envíe solo una fracción de lo que se les ha asignado. Las vacunas rechazadas ascienden a cientos de miles de dosis solo esta semana, lo que proporciona una clara ilustración del problema de dudas a las vacunas en EEUU.

Más de Telemundopr.com

Mira aquí nuestra programación en vivo. Descarga nuestra aplicación móvil, disponible en el App Store y Google Play.

Más de 150 millones de estadounidenses, aproximadamente el 57% de la población adulta, han recibido al menos una dosis de vacuna, pero los líderes gubernamentales desde la administración de Biden hasta el nivel de la ciudad y el condado están haciendo todo lo posible para persuadir al resto del país de que vacunarse.

MEDIDAS PARA MOTIVAR Y PROMOVER LAS VACUNAS

El cirujano general de EEUU, Vivek Murthy, dijo el viernes que el gobierno federal ha dedicado $250 millones a organizaciones comunitarias para promover las vacunas, concertar citas y proporcionar transporte.

Citó ejemplos como mantener conversaciones con pequeños grupos de personas en comunidades minoritarias en St. Louis y pedirles a las iglesias de Rhode Island que se comuniquen con miembros de la comunidad y les ofrezcan transporte a los lugares de vacunación.

También señaló que una organización hindú estadounidense a nivel mundial ha convertido los templos en centros de vacunación, lo que facilita que los miembros mayores se vacunen en un entorno familiar. El Indianapolis Motor Speedway ha agregado un sitio de vacunación en el que las personas pueden recibir sus vacunas en un garaje de Fórmula 1 cerca de los túneles de carrera.

Jaime Serrano luchó por meses contra el COVID-19. Su familia había recibido la noticia de que recibiría el trasplante que necesitaba, sin embargo falleció días después.

La administración Biden anunció esta semana que si los estados no ordenan todas las vacunas que se les han asignado, la administración cambiará el excedente para satisfacer la demanda en otros estados.

En otra señal del creciente superávit nacional, Biden anunció la semana pasada que su administración compartiría todo el inventario nacional de dosis de AstraZeneca con el mundo una vez que apruebe las revisiones de seguridad.

El gobierno federal asigna vacunas a cada estado según el tamaño de su población, y luego depende de los estados decidir cuántas dosis quieren pedir cada semana. Al principio, los estados pedían rutinariamente la asignación completa y pedían más vacunas, pero ahora están reduciendo las solicitudes.

Los funcionarios de Wisconsin han pedido solo 8% de las 162,680 dosis que el gobierno federal había reservado para el estado la próxima semana. Connecticut ha solicitado 26% de su asignación para la próxima semana. Carolina del Sur planea ordenar 21% de sus dosis.

Ashok Kurmi, trabajador de una compañía farmacéutica, desinfecta las calles y entrega mascarillas en algunos de los barrios más pobres de Mumbai, en India, uno de los países más golpeados por la pandemia de COVID-19.

Melaney Arnold, portavoz del Departamento de Salud Pública de Illinois, dijo que el estado tiene disponibles dosis para cinco semanas. La semana pasada, los funcionarios estatales solicitaron por primera vez menos dosis de las asignadas debido a la disminución de la demanda. El estado planea solicitar solo 9% de sus dosis asignadas para todas partes excepto Chicago para la próxima semana.

ALGUNOS ESTADOS SON LA EXCEPCIÓN

No todo el mundo está reduciendo. Maryland y Colorado todavía están solicitando el monto total. También lo es la ciudad de Nueva York. La cantidad promedio de inyecciones diarias en la ciudad más grande del país ha caído alrededor del 40% desde que alcanzó un máximo de más de 95,000 a mediados de abril, pero los funcionarios de la ciudad quieren un suministro constante de dosis para crear más inyecciones en los consultorios médicos, farmacias del vecindario y otros proveedores pequeños, con la esperanza de atraer a las personas que se han saltado los sitios de vacunación masiva.

"Tenemos la demanda para seguir usando nuestro suministro de manera efectiva", dijo el alcalde Bill de Blasio.

¿Y LA INMUNIDAD COLECTIVA?

Los expertos en salud generalmente han dicho que alrededor del 70% de la población del país necesitaría vacunarse para alcanzar la inmunidad colectiva. La administración Biden quiere vacunar al 70% de los adultos estadounidenses antes del 4 de julio, pero ha reconocido la tendencia a la baja en las vacunas y el desafío de ganarse a las personas que dudan de la efectividad de la vacuna o simplemente no quieren recibirlas.

El presidente anunció el martes que los funcionarios federales ampliarán las clínicas de vacunación móviles y más pequeñas para las comunidades de difícil acceso e impulsarán campañas de educación. También ha promocionado programas de incentivos, como descuentos para los compradores que se vacunan en los supermercados.

Los funcionarios de salud de Carolina del Norte están considerando pagar a los más jóvenes para que se vacunen. West Virginia ha anunciado que las personas entre las edades de 16 y 35 serán elegibles para un bono de ahorro de $100 si reciben la vacuna o la han recibido. Los funcionarios de Detroit comenzaron un programa el lunes para pagar a las personas $50 por cada residente de la ciudad que se inscriban para una primera dosis y traigan para una cita.

El Dr. Joshua Sharfstein, vicedecano de práctica de salud pública y participación comunitaria en la Universidad Johns Hopkins, dijo que no estaba "desesperado" por la desaceleración de la demanda.

“La inmunidad colectiva no es necesariamente un momento en el que suena la música y brilla el sol”, dijo.

“Se trata de lo fácil que es que el virus se transmita en una comunidad, y creo que hay mucho más progreso por hacer. Las personas que piensan: 'Bueno, hemos terminado con los estadios grandes, así que ya no vamos a vacunar a más personas', se equivocan. Puede vacunar a muchas personas si se lo permite, si lo lleva al consultorio de su médico, si responde a sus preguntas. Pero se necesitará un tipo de esfuerzo diferente para lograrlo".

Contáctanos