Nueva York

Nueva York pedirá prueba de vacunación para comidas en espacios cerrados, gimnasios y teatros

La Ciudad de Nueva York exigirá un comprobante de vacunación para una amplia variedad de actividades en interiores.

Telemundo

Lo que debes saber

  • El alcalde Bill de Blasio anunció que se exigirá una prueba de vacunación para clientes y empleados para el servicio de comidas en el interior, gimnasios y eventos de entretenimiento en espacios cerrados a partir del 13 de septiembre.
  • Otras medidas tomadas por la ciudad inició el lunes,día en que los trabajadores de hospitales administrados por la Ciudad de Nueva York empezaron a tener que mostrar un comprobante de vacunación o hacerse la prueba semanal. El alcalde Bill de Blasio también recomendó el uso de mascarillas en interiores, independientemente del estado de la vacunación.
  • En Nueva York, más de 3,000 personas dieron positivo por COVID-19 el viernes, el total más alto en un día y la primera vez que superaron ese umbral desde principios de mayo, en solo la última consecuencia de la variante delta.

NUEVA YORK - El alcalde Bill de Blasio anunció el martes durante su conferencia de prensa que se exigirá una prueba de vacunación para clientes y empleados para el servicio de comidas en el interior, gimnasios y eventos de entretenimiento en espacios cerrados a partir del 13 de septiembre.

Más de Telemundopr.com

Mira aquí nuestra programación en vivo. Descarga nuestra aplicación móvil, disponible en el App Store y Google Play.

El cumplimiento de esta nueva medida, a la que el alcalde llamó "Key to NYC Pass", comenzará a ser implementada a partir del 13 de septiembre, dijo el martes el alcalde Bill de Blasio.

“Para disfrutar nuestra hermosa ciudad al máximo debemos estar seguros y tenemos que detener el COVID”, dijo el alcalde. “A finales de este mes será requisito tener la vacuna para visitar los lugares en interiores como los restaurantes, bares, gimnasios y otros lugares. Estas es una acción audaz y necesaria para combatir el COVID”.

"Subir esta escalera nos da cada vez más capacidad para luchar (contra) la variante delta", dijo el alcalde el martes.

En los últimos días no ha ocultado su intención de aumentar las restricciones para las personas no vacunadas.

"Si la gente aún duda, estaremos subiendo esa escalera más rápido y más. Creo que verán en poco tiempo más y más actividades solo para personas vacunadas", dijo de Blasio la semana pasada.

La medida llega cuando la variante delta continúa creciendo en la Ciudad de Nueva York y ahora representa el 72% de todas las muestras positivas, aproximadamente el triple de lo que era hace tres semanas.

Al mismo tiempo, prácticamente todas las métricas de infección importantes en la ciudad también están empeorando, con casos diarios confirmados y probables hasta el viernes pasado, un 24 por ciento más altos que la semana anterior.

Debido a esto el alcalde también ha tomado otras medidas en la Gran Manzana relacionadas a la vacunación. Una de ellas inició el lunes, día en que los trabajadores de los hospitales administrados por la Ciudad de Nueva York empezaron a tener que mostrar un comprobante de vacunación. Si estos empleados no pueden mostrar el comprobante tienen que usar una mascarillas a en el interior y someterse a pruebas de COVID-19 semanales.

También el lunes, el alcalde y su comisionado de Salud de la ciudad dieron las recomendaciones esperadas sobre la nueva guía de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades que sugiere que incluso las personas vacunadas vuelven a usar mascarillas en interiores en partes de EEUU, donde la variante delta está alimentando las oleadas de infecciones.

De Blasio anunció que la ciudad solo alienta "fuertemente" el uso de mascarillas en espacios públicos cerrados, independientemente del estado de vacunación. El alcalde señaló que la decisión de la ciudad de no implementar una política generalizada de mascarillas en interiores se debe a un enfoque estratégico en impulsar la vacunación por encima de todos los esfuerzos contra COVID-19 y la variante delta que se propaga rápidamente. Algo que se mostró con el anuncio del martes.

Los gobernadores de Nueva York y Nueva Jersey también apoyaron la semana pasada la idea del uso de mascarillas en interiores para personas vacunadas en áreas de alto riesgo de COVID-19, pero aún no exigen la medida. Cuomo mantuvo la misma línea el lunes al decir que el Estado aún no intervendría para implementar un mandato de mascarillas: "aún no hemos llegado".

"Los CDC dan una guía; la siguiente pregunta es si los Gobiernos locales lo aceptarán. He recomendado encarecidamente que lo hagan", dijo el gobernador. "Necesitaríamos una ley estatal para [implementar un mandato estatal]. La Legislatura estatal tendría que regresar y aprobar una ley".

"Depende de los Gobiernos locales". Ese fue el hilo conductor de la conferencia de prensa del gobernador cuando pidió a las ciudades que hagan obligatorias las vacunas en las escuelas y hospitales públicos, además de recomendar a los Gobiernos locales que adopten la última guía de mascarillas de los CDC. También repitió su recomendación para las empresas privadas, al alentar a los establecimientos exigir comprobante de vacunación.

El gobernador también dijo que todos los empleados de la MTA y de la Autoridad Portuaria en Nueva York deberán mostrar prueba de vacunación o enfrentar requisitos de pruebas semanales agresivos. Cuomo estableció el Día del Trabajo como la fecha límite para que esos empleados se vacunen, así como los empleados del estado de Nueva York.

Por su parte, el gobernador Phil Murphy dijo el lunes durante su conferencia de prensa que todos los empleados en ciertas instalaciones de atención médica y otros en entornos de congregación de alto riesgo deben completar su vacunación o someterse a pruebas regulares como mínimo una o dos veces por semana. Se requiere el cumplimiento total antes del 7 de septiembre.

La vacunación es la prioridad en la lucha de la ciudad contra el COVID, reiteró de Blasio al responder a las críticas sobre los retrasos en su respuesta y adopaciónde las nuevas pautas de mascarillas de los CDC.

"El evento principal es la vacunación. Las mascarillas pueden ser útiles. Vamos a delinear a los neoyorquinos la mejor manera de usar las mascarillas. No cambian la realidad básica. La vacunación sí", dijo el demócrata a CNN el viernes. "Entonces, lo que queremos asegurarnos es que todo lo que hacemos apoya la vacunación, enfoca a las personas en la vacunación, no distrae la atención de la vacunación o socava la vacunación".

Además de exigir que los trabajadores de la ciudad se vacunen o se realicen pruebas semanales, la Ciudad de Nueva York exigirá que todos los nuevos empleados entrantes proporcionen prueba de vacunación "o no pueden comenzar su nuevo trabajo", dijo el alcalde el lunes. Fue el último mandato en la ciudad, además de los incentivos de vacunas incrementados. Más de 8,300 neoyorquinos se han beneficiado hasta ahora del pago en efectivo de $ 100 por obtener su primera vacuna en un sitio administrado por la ciudad.

Y aunque no se ha anunciado ningún mandato de prueba de vacunación para las escuelas de la ciudad, el alcalde dijo anteriormente que las campañas públicas están en pleno apogeo para vacunar a todas las personas de 12 años en adelante antes del comienzo de la escuela. Esta semana es la última semana para que todos los niños que cumplen el criterio estén completamente vacunados antes de la primera semana de clases en la Ciudad de Nueva York, agregó.

El gobernador de Nueva Jersey, Phil Murphy, se dirigió a Twitter la semana pasada para decir que "recomendaría encarecidamente" que las personas vacunadas usen mascarillas en lugares cerrados en entornos de alto riesgo. Esos entornos incluyen espacios abarrotados, lugares con estrecho contacto con personas no vacunadas o donde se desconoce el estado de vacunación de otros, y lugares con personas inmunodeprimidas.

"Nuestras métricas van en la dirección equivocada y los nuevos datos sugieren que la variante delta es más transmisible incluso entre personas vacunadas, por lo que estamos haciendo esta fuerte recomendación", tuiteó Murphy.

En todo Estados Unidos, los casos confirmados de coronavirus se han duplicado en más de 40 estados en las últimas dos semanas. Aproximadamente el 97% de los casos se encuentran entre los no vacunados, y el 40% del país aún no ha recibido la vacuna. El Dr. Anthony Fauci advirtió el domingo que las cosas empeorarán y dijo que hay más "dolor y sufrimiento" en el horizonte mientras suplica a los estadounidenses no vacunados que se vacunen.

Fauci, el principal experto en enfermedades infecciosas de la nación, también dijo que no prevé cierres adicionales en EEUU porque cree que hay suficientes personas vacunadas para evitar una recurrencia del invierno pasado.

Los funcionarios federales de salud han citado estudios que muestran que las personas vacunadas pueden transmitir el virus a otras personas y Fauci dijo que no se ha vacunado a suficientes personas para "aplastar el brote" en este momento.

La mayoría de las nuevas infecciones en los EE. UU. continúan ocurriendo entre personas no vacunadas. Las llamadas infecciones progresivas pueden ocurrir en personas vacunadas, y aunque la gran mayoría de ellas causan síntomas leves o ningún síntoma, la investigación muestra que pueden portar aproximadamente la misma cantidad de coronavirus que quienes no recibieron las inyecciones.

Según datos de la Universidad Johns Hopkins hasta el 30 de julio el promedio móvil de siete días de casos nuevos diarios en los EE. UU. aumentó de 30,887 el 16 de julio a 77,827 el 30 de julio. El promedio móvil de siete días para las nuevas muertes diarias del país aumentó más de el mismo período desde 253 el 16 de julio hasta 358 el 30 de julio, aunque los informes de muerte generalmente se demoran semanas después de las infecciones e incluso más después de las hospitalizaciones.

Mientras tanto, la lista de atletas olímpicos que dan positivo por COVID sigue aumentando. Uno de cada seis atletas estadounidenses que compiten en los Juegos Olímpicos de Tokyo no está vacunado contra el Covid-19, dijo el principal médico del equipo.

Si bien es demasiado tarde para algunos, la gente está "entendiendo el mensaje" y más personas se están vacunando en medio de la amenaza de la variante delta, según el director de los Institutos Nacionales de Salud. El Dr. Francis Collins dijo en "State of the Union" de CNN que las vacunas aumentaron un 56% en los EE. UU. en las últimas semanas.

Luisiana, que tiene la mayor cantidad de casos nuevos per cápita entre los estados en los últimos 14 días, ha triplicado las vacunación durante ese período, dijo Collins.

"Eso es lo que debe suceder desesperadamente si queremos que esta variante delta vuelva a su lugar, porque ahora mismo está teniendo una gran fiesta en medio del país", dijo Collins.

Collins también dijo que incluso con la prevalencia de la variante delta, las inyecciones están funcionando "extremadamente bien" y reducen el riesgo de una persona de enfermedad grave y hospitalización "25 veces". La guía para que las personas vacunadas comiencen de nuevo a usar mascarillas en interiores en ciertos lugares con brotes que empeoran, dijo, está destinada principalmente a proteger a las personas no vacunadas e inmunodeprimidas.

Los CDC también recomiendan el uso de mascarillas en interiores para todos los maestros, personal, estudiantes y visitantes en las escuelas de todo el país, independientemente del estado de vacunación.

Contáctanos