pena de muerte

Jóvenes de Texas acusados de brutal asesinato a golpes podrían enfrentar la pena de muerte

Alexandro y Christian Treviño fueron arrestados y acusados el pasado domingo 23 de enero de matar a su padrastro Gabriel Quintanilla. Por este crimen también enfrenta cargos Juan Eduardo Meléndez, amigo de los jóvenes.

Telemundo

MCALLEN, Texas - Dos de los tres jóvenes implicados en el supuesto asesinato a golpes de un hombre de Texas que habría abusado sexualmente de la hermanita de ellos podrían enfrentarse a la cadena perpetua o pena de muere, de ser declarados culpables.

Los hermanos Alexandro y Christian Treviño fueron arrestados y acusados de matar a su padrastro Gabriel Quintanilla el pasado domingo 23 de enero, luego de que su hermanastra de 9 años supuestamente dijera que el hombre la había tocado inapropiadamente.

- Mira aquí nuestra programación en vivo. Descarga nuestra aplicación móvil, disponible en el App Store y Google Play -

Por este crimen también enfrenta cargos Juan Eduardo Meléndez, amigo de los jóvenes.

Christian Treviño, de 17 años y Juan Eduardo Meléndez, de 19 años, enfrentan el cargo de asesinato capital y participar en una actividad criminal organizada. El otro joven, Alejandro Treviño, de 18 años, enfrenta el cargo de agresión agravada y participar en una actividad criminal organizada. Alejandro y Christian son hermanos.

¿CADENA PERPETUA O PENA DE MUERTE?

Según las leyes de Texas, una persona acusada de asesinato capital -en este caso Christian y Juan Eduardo- puede ser condenada a cadena perpetua o pena de muerte, de ser hallada culpable en el juicio.

"Los casos de homicio con pena capital normalmente llevan circunstancias especiales y ellos (los fiscales) deciden hacer eso porque un cargo con pena capital puede la persona enfrentar, ya sea la pena de muerte o una condena de (cadena perpetua) sin posibilidad de parole (libertad condicional)", explicó a Telemundo 40 el abogado José Antonio Solis.

"La responsabilidad si uno le va a poner los cargos a cualquier persona, sea de homicidio u homicidio capital, siempre vienen de parte del fiscal", explica el también abogado Rigoberto Flores. Ambos expertos consultados coincidieron en que nadie debe tomar la justicia en sus manos y quitarle la vida a otra persona sin esperar consecuencias.

Sin embargo, Flores dijo que hay que tener mucha precaución en la manera de cómo se imparte la ley, pues no quieres (establecer) el precedente de que uno puede buscar la justicia por sí sola sin consecuencias adversas.

QUÉ OCURRIÓ EL DÍA DEL CRIMEN

Según la Policía de Pharr, la menor de edad se quejó con su madre por presuntamente haber sido tocada inapropiadamente por su padre, Gabriel Quintanilla durante la noche del jueves 20 de enero.

Cuando los hermanos Alexandro y Christian Treviño se enteraron, enfurecieron y confrontaron al hombre en una residencia ubicada en un parque de casas rodantes en el 1201 E. de la calle Moore. En el lugar, explica el comunicado de las autoridades, se produjo una pelea entre los tres y Quintanilla abandonó el lugar a pie.

Posteriormente Christian Treviño corre tras Quintanilla y lo encuentra fuera de un complejo de apartamentos en las calles Lyndon y Coyote, en Pharr. Según la policía, allí ocurrió una segunda agresión cuando Alexandro Treviño y el conductor de un Dodge Charger rojo, Juan Eduardo Meléndez, lo alcanza y se unen a la pelea a golpes.

Luego de la golpiza, los tres sospechosos abandonan el lugar, cambian de vehículo y regresan en una camioneta Ford F-150, según el reporte policial.

Encuentran a Quintanilla caminando solo y herido por Veterans Road. Ahí se produce una tercer agresión, el hombre fue golpeado brutalmente, de acuerdo con las autoridades.

La policía agregó que al hombre, que presuntamente estaba vivo, lo colocaron en la plataforma del camión, se alejan y arrojan su cuerpo en un terreno baldío en McAllen. Allí los sospechosos huyeron, añade el comunicado.

La investigación policial reveló que Quintanilla fue golpeado con "puños americanos" (manoplas) y sufrió un traumatismo craneal severo. Las autoridades creen que es posible que el hombre aún estuviera vivo cuando lo dejaron en McAllen. No está claro en qué momento falleció.

A los tres jovenes se le radicaron cargos en el Tribunal Municipal de Pharr.

Contáctanos