Familia pagó $9,000 por quinceañero que no pudo celebrar