Essam El-Hadary rezó su portería