Rusia se entrenó a todo ritmo