10 propuestas para encender la pasión

A partir del éxito masivo del libro erótico "Fifty Shades of Grey", te proponemos una serie de ideas que necesitas probar al menos una vez en la vida.

12 fotos
1/12
Shutterstock
Sexo clandestino. Irrumpe en su oficina al mediodía, corre las cortinas, traba la puerta y ofrécele una sesión de sexo sobre el escritorio que revolucionará su semana. Si no es posible hacerlo en la oficina, cítalo en una esquina para almorzar. Pero en vez de ir a un restaurante, lo llevas al hotel donde has reservado una habitación por hora.
2/12
Shutterstock
Sexo clandestino. Irrumpe en su oficina al mediodía, corre las cortinas, traba la puerta y ofrécele una sesión de sexo sobre el escritorio que revolucionará su semana. Si no es posible hacerlo en la oficina, cítalo en una esquina para almorzar. Pero en vez de ir a un restaurante, lo llevas al hotel donde has reservado una habitación por hora.
3/12
Shutterstock
Un poco de adrenalina. ¿Has tenido sexo escondida en un lugar público? La combinación de la excitación y el riesgo de ser descubiertos resulta explosiva. Atrévete a liberar la pasión en el baño de un restaurante o en el probador de una tienda de ropa.
4/12
Shutterstock
Strip dance. Haz que tu chico se siente en un sillón, pon una luz tenue, una música explosiva y comienza a bailar sensualmente ofreciéndole un striptease que jamás podrá olvidar.
5/12
Shutterstock
Cuerdas. Deja que tu hombre te domine y haga contigo lo que desee. Pídele que te ate a la cama de tal modo que lo único que puedas hacer sea disfrutar de lo que él decida hacerte. Experimentarás sensaciones que jamás habías sentido.
6/12
Shutterstock
A ciegas. Tápate los ojos con un pañuelo y recorre los campos de la pasión a ciegas, tanteando con tus manos, con tu boca, con tu oído y dejándote guiar por tu instinto e intuición. El estar a ciegas te permite conectarte más con tu cuerpo, mantenerte dentro de él y sentir con mayor intensidad.
7/12
Shutterstock
Role playing. ¿Te has atrevido alguna vez a interpretar un papel y tener sexo sintiéndote una enfermera, una campesina o una lady de otra época? El hecho de salir de ti misma facilita que te liberes, dejes a tras los pudores o inhibiciones para permitirte sentir cosas nuevas.
8/12
Shutterstock
Escenografía. Seguramente alguna vez te hayas puesto lencería erótica para calentar el ambiente en casa. Aquí te proponemos que, además de la lencería, te ocupes de la música, de las velas, del fuego en la chimenea y que decores el ambiente según la fantasía que quieras cumplir.
9/12
Shutterstock
Sorpréndelo. Mientras él está sentado en sofá con el control remoto en una mano viendo televisión, arrodíllate frente a él sin decir nada y practícale sexo oral. Cuando está desayunando, deslízate por debajo de la mesa y ofrécele un poco de placer matutino.
10/12
Shutterstock
Deja que te lleve. Dile que se siente en un rincón de la habitación. Tú te pones de pie frente a él y pídele que te vaya indicando todo lo que él quiere que hagas, pero sin tocarlo. Deja que te guíe y haz todas esas cosas que tanto le excitan.
11/12
Shutterstock
Maratón tántrico. En una noche ardiente de sexo y amor, proponle seguir la principal ley del sexo tántrico: no llegar al orgasmo durante horas. Hazle lo que más le gusta, pero aléjate para que no llegue al clímax. Tenlo así, al límite, al igual que tú, hasta que ya no puedan aguantar más.
12/12
Shutterstock
Sexo clandestino. Irrumpe en su oficina al mediodía, corre las cortinas, traba la puerta y ofrécele una sesión de sexo sobre el escritorio que revolucionará su semana. Si no es posible hacerlo en la oficina, cítalo en una esquina para almorzar. Pero en vez de ir a un restaurante, lo llevas al hotel donde has reservado una habitación por hora.
Contáctanos